MAR
DIC
12

​Bartolinas esperan a Julia Ramos para solucionar “temas pendientes” 






7 diciembre, 2017

LAURA VIDAURRE/ BOLINFO/ TARIJA 

(elperiódico- diciembre 07/2017) Con la detención domiciliaria que le fue concedida por el juez segundo de instrucción en lo penal a la exministra de Desarrollo Rural, Julia  Ramos Sánchez, las integrantes de la Federación Bartolinas Sisa,  aguardan su llegada a Tarija, asegurando que quedaron temas pendientes con ella.

Ramos es acusada por  manejos irregulares en ocho proyectos “fantasmas” financiados por el el  Fondo Indígena.

La ejecutiva departamental de la Federación Bartolinas Sisa, Carmen Ortiz Gaspar,  dijo que ha tomado conocimiento de que Ramos estaría cumpliendo con los requisitos que le fueron solicitadas para gozar  de la detención domiciliara, por esa razón, esperan la llegada de quien fuese su líder sindical.

“Como exejecutiva departamental de la Federación esperemos que también se pueda regularizar algunas situaciones que quedaron pendientes”, dijo Ortiz.

Según Ortiz, es una “alegría” que Ramos pueda defenderse estando fuera del penal, es así que esperan que en la prontitud,  la justicia pueda pronunciarse y sacar un veredicto claro, no solo para Ramos, sino para las demás dirigentes de esta organización que están pasando situación similar.

Al ser consultada, si Ramos podría retomar en un futuro la dirigencia de Las Bartolinas, Ortiz respondió que La Federación y la Confederación se manejan por estatutos, por lo tanto,  si ella goza de la confianza de las integrantes, podrá presentarse para ser dirigente. 

“Me faltan algunos trámites para volver a mi tierra querida, con mi gente, con mis padres y mi familia”, refirió Ramos en La Paz al señalar que su vida en la cárcel “fue un aprendizaje de injusticia”,  por lo que vivió en carne propia.

 “Voy a seguir diciendo soy inocente y voy a salir adelante”, dijo Ramos a los medios nacionales en la ciudad de La Paz. (eP).

El apunte 

Ramos debe presentar 4 garantes con Bs 50 mil

Ramos no pagará ninguna fianza, pero sí debepresentar cuatro garantes con Bs 50.000 cada uno, arraigo en el Servicio de Migración, presentación ante el Ministerio Público y la promesa de someterse al proceso.

La exministra logró demostrar ante la juez que durante dos años estuvo detenida, tras cumplir una labor sindical y humanitaria no remunerada, por tanto, no está en condiciones de cubrir alguna fianza, según la juzgadora.