MAR
DIC
12

¿Qué convierte a un niño en un buen lector?






6 diciembre, 2017

Agencias 

El buen lector nace, pero también se hace. La Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA) ha encontrado varios parámetros que disparan los resultados en comprensión lectora de los alumnos de 4º de Primaria (nueve y 10 años) examinados para el Informe PIRLS. Influyen, para empezar, la familia y las expectativas de los padres, pero también el clima escolar y la importancia que le dan a la lectura los profesores y los compañeros. Las buenas notas están asociadas a tener padres bien formados a los que les guste leer, libros en casa y un mayor soporte en los estudios.

En España se dedican menos horas que lo que se imparte de media en el resto de países, pero la IEA no ha hallado “una clara asociación” entre el número de horas y los resultados. De hecho, en Rusia se imparten menos horas y es donde mejores notas sacan. Afectan más otros factores:

1. Padres lectores
El informe señala que los buenos lectores viven en hogares donde se incentiva la lectura. Cuanto más pronto mejor. “Hay una correlación entre los resultados obtenidos y la actitud de los padres implicados que desarrollan en sus hijos iniciativas relacionadas con la lectura desde edades tempranas”, explica Dirk Hastedt, director ejecutivo de la IEA. Por ejemplo, los niños que fueron incitados por sus padres a leer muy pronto sacan 100 puntos más que los que no recibieron este estímulo. Aquí España destaca porque un 50% de los padres (frente al 39% de media) inició a sus hijos en actividades de lectura antes de que llegaran a Primaria.

Tener padres lectores repercute en un incremento de 47 puntos en la notas de los hijos. El 41% de los padres españoles sostiene que le gusta mucho leer, frente al 32% de media. El porcentaje de alumnos que declara que es muy aficionado a la lectura también supera al promedio de países: el 56% frente al 43%.

2. Escolarización temprana
Haber ido a Educación Infantil también influye. “Lo que los niños hacen antes de entrar en Primaria tiene un impacto posterior”, recalca Hastedt. Y recuerda que los estudiantes que fueron escolarizados entre los cero y los tres años “obtienen resultados más altos”.

España es el quinto país de todos los analizados donde los alumnos entran en Primaria con habilidades de lectura. Estamos muy por encima de la media -el 62% frente al 22% de promedio-, sólo superados por Irlanda o Singapur. La Comunidad de Madrid es la región del mundo con el mayor porcentaje en esta cuestión:casi ocho de cada 10 alumnos entran en el colegio sabiendo reconocer la mayoría de las letras del alfabeto, leer palabras o frases, escribir…

3. Libros en casa
Además de la influencia de los padres, afectan para bien los recursos disponibles en casa. Cuanto más grande es el número de libros en la vivienda, mayor es la puntuación. En España, tener más de 200 libros en casa frente a tener menos de 10 supone una diferencia de 62 puntos. En el promedio de la OCDE esta diferencia es aún mayor, de 73 puntos, y en la media de la UE llega hasta 75 puntos. En recursos España está más o menos como la media.

4. Biblioteca escolar
Los investigadores han detectado que repercute positivamente en los alumnos que la escuelas estén bien dotadas de recursos, bien con libros o incluso con ordenadores. En España sólo el 17% de las bibliotecas escolares tiene más de 5.000 libros, frente al 32% de la media. Aquí hay muchas posibilidades de mejora, pero, en cambio, en ordenadores estamos mejor que lo habitual: el 59% van a colegios donde hay una computadora para uno o dos alumnos, ocho punto más que el promedio. Otra cosa es que luego se usen bien.

5. Clima escolar: el ‘bullying’
Los colegios seguros, con un buen ambiente y con pocos conflictos generan un clima más propicio para el recogimiento de la lectura. El 74% de los padres españoles dice estar satisfecho con el centro educativo de sus hijos, un porcentaje 10 puntos superior a la media. También hay un alto sentido de pertenencia en los alumnos españoles (69% frente al 59%). Los críos que están motivados con la lectura tienen una ventaja de casi 20 puntos más. La confianza en uno mismo también es importante. Hay un 20% de estudiantes que no se siente seguro leyendo.

En general, en España ni los directores ni los profesores reportan muchos problemas de convivencia escolar. España tiene unos resultados de acoso escolar que están por debajo de lo habitual. El 54% de los alumnos dice que casi nunca ha sufrido bullying, frente al 57% de media. El 31% (frente al 29%) admite que más o menos una vez al mes ha sido víctima de al menos cuatro de ocho episodios que se describen en el cuestionario: se han reído de él, le han apartado de los juegos, han difundido rumores, le han robado alguna cosa, le han pegado o amenazado o le han obligado a hacer cosas que no quería.

Hay un preocupante 15% de alumnos españoles de 10 años que reconoce haber vivido estos comportamientos de forma semanal.

6. Profesores
Las escuelas que ponen mucho énfasis en el éxito académico mejoran los resultados. No es lo habitual ni en España (10%) ni en la media de países (8%). El informe también asegura que los profesores contentos están más motivados y enseñan mejor. El 73% de los docentes españoles asegura está satisfecho con sus profesión, según este trabajo, frente al 51% en el promedio de la OCDE y el 46% en la UE.