MAR
DIC
12

​Qué debemos hacer en casos de bronco aspiración en bebés menores de un año de edad 






5 diciembre, 2017

Cnl. DESP. F. Alfonso Mendoza Arze

COMANDANTE DEPARTAMENTAL DE POLICIA TARIJA
La diferencia entre la vida y la muerte, en la mayoría de las ocasiones, depende de la decisión que se pueda tomar en minutos o segundos, la bronco aspiración es una causa que ha cobrado la vida de muchos bebés, ante esto, es fundamental que ustedes sepan qué hacer ante una emergencia de este tipo.

Por ningún motivo deje la mamila a tu bebé sin la supervisión de un adulto.

Debes asegurarte que repita cuando termina de comer.

No insista y evite obligar a tomar su leche si está llorando y la está rechazando.

Los primeros auxilios en un recién nacido son muy delicados, por ello es recomendable que la persona que los aplique tenga la experiencia necesaria.

No olvide que el cuerpo de un recién nacido es sumamente delicado, si los primeros auxilios no se aplican de forma adecuada pueden causar más daños.

Recomendaciones para los bebés menores de un año de edad

Cuando su bebé se está asfixiando pero todavía puede llorar o respirar, permita que tosa hasta que se libere por si solo del objeto que causa la obstrucción, en el caso de que no pueda llorar, toser ni respirar, tome las siguientes medidas para facilitar que retome la respiración.

Lactante consciente:

Colóqueselo boca abajo sobre el antebrazo, con la cabeza más baja que el cuerpo, sujete con la mano la barbilla del lactante y coloque un dedo en su labio inferior para que la boca permanezca abierta, para así sentir si sale el cuerpo extraño.

Con la otra mano, dele hasta cinco golpes en la espalda entre los omoplatos, si no hay expulsión del cuerpo extraño, es necesario dar la vuelta al lactante y colocarlo sobre el antebrazo mirando hacia arriba y aguantando el cuello con la mano.

Así también puede colocarle sobre una superficie dura, aplique hasta cinco compresiones torácicas con los dedos de la mano en posición vertical en el centro del pecho, un poco más debajo de una línea imaginaria trazada entre los dos pezones, repita todo el ciclo completo hasta la recuperación y hasta la llegada de ayuda o pérdida de conocimiento.

Si el objeto no sale, ponga al niño boca arriba sobre su brazo o faldas, ponga sus dedos índice y medio sobre el centro del esternón del bebé, aproximadamente el ancho de un dedo por debajo de sus tetillas, dele cinco empujones rápidos, alterne cinco golpes a la espalda con cinco empujones de pecho hasta que el objeto quede libre.

Si no responde, comience la reanimación cardiopulmonar y que alguien llame a Radio Patrulla 110 o al 911. Con su mano, apoye la cabeza del bebé y voltéelo boca arriba, con sus dedos índice y medio en el centro del pecho del bebé, aproximadamente un centímetro boca arriba, levántele la barbilla, apriete la nariz con los dedos y ponga sus labios sobre la boca del niño herméticamente, dele dos golpes de aire inicialmente y luego una cada tres segundos, si aún no está respirando, empuje el pecho a un ritmo de 100 compresiones por minuto, sóplele en su boca cada cinco compresiones.

Lactante inconsciente:

Para bebés menores de un año, la maniobra de HEIMLICH no es una técnica adecuada para realizar en un lactante, por el riesgo de ocasionarle lesiones en las vísceras abdominales, antes de la llegada del personal paramédico de la Unidad de Bomberos o la recuperación de la respiración, realice 30 compresiones torácicas seguidas de dos insuflaciones.

Cuando se realiza una reanimación en una obstrucción de la vía aérea por un cuerpo extraño, es habitual que el aire no entra, no eleve el tórax o cueste mucho introducirlo, en el supuesto de que el tórax se elevara con facilidad, reevalué la situación pero, si sigue inconsciente y no respira normalmente, deberá proseguir con las maniobras hasta la llegada de la unidad de auxilio.

Fuentes consultadas, primeros auxilios en niños y bebés, Cruz Roja y otras