LUN
NOV
12
LUN
NOV
12

UN PUENTE QUE PROVOCA URTICARIA 






1 diciembre, 2017

El Presidente de la Federación Departamental de Juntas Vecinales (Fedjuve), Edwin Rosas, dice que recién el lunes fijarán posición sobre la construcción del puente “4 de julio” pero que sí hay consenso en que debe haber austeridad en la ejecución de las obras. Lo incoherente de esta apreciación es que hace unos meses atrás, cuando denunciamos la rotonda y el mástil millonario y los casi Bs. 5 millones que se están gastando, en vez de hablar de austeridad  manifestó su apoyo al emprendimiento como si de un secretario de la alcaldía se tratara. No le importó que con ese monto pudieran construirse dos centros de salud en el distrito 7 ni cualquier otro argumento. La austeridad era lo que menos pasaba por la cabeza de Rosas, más bien explicaba que el mástil millonario era parte de un proyecto mayor, dentro del cual está el Puente en cuestión, Rosas sabía de eso y no dijo nada. Hoy si lo hace y tampoco habló de austeridad por los Bs. 90 millones de ciudad inteligente… por el contrario, defendió la gestión de Rodrigo Paz, por eso hablamos de incoherencias e inconsecuencias. Qué pudo hacer que este dirigente cambie su discurso?

El hermano del titular de la Fedjuve, el concejal Francisco Rosas, que hoy se opone al Puente, dice que con lo que costará se pueden hacer tres iguales al Bicentenario. Estas palabras son más extrañas todavía porque no se puede obviar que es parte íntima del oficialismo que preside el alcalde Paz, también lo fue de Oscar Montes. Más allá de su obligación de fiscalización el concejal Rosas justificaba también el mástil millonario y explicaba el proyecto grande de más de Bs. 160 millones del que es parte el Puente que hoy observa. Es más, en una reunión a la que fuimos invitados por Paz para explicar “ese” proyecto grande, estaba presente “Pancho” Rosas, es decir , tenía pleno conocimiento de todo pero no decía nada, más bien lo justificaba y apoyaba. El precio referencial  del Puente se sabe hace mucho y las críticas de diferentes sectores también, pero los Rosas no decían nada.

De hecho que aquí hay una conjunción de pareceres entre hermanos, debemos preguntarnos qué es lo que está sucediendo para que el más cercano camarada del alcalde en el concejo municipal ahora se le ponga en frente, desafiándolo a una pulseada que, si Paz la pierde, tendrá un costo político muy duro. Veremos una autoridad débil sin garantías de gobernabilidad en el ente deliberante y con la posibilidad de que cada  contrato sea frenado y rechazado. Rodrigo Paz debe revisar qué es lo que se está haciendo mal, en qué se está equivocando, porque la urticaria ya no viene solo de afuera, comienza a cundir en su círculo más estrecho.