MAR
SEP
18

​Rusia lista para deslumbrar durante el sorteo del Mundial






1 diciembre, 2017

El evento será transmitido a más de 200 territorios en todo el mundo, 32 selecciones conocerán sus suerte en el bolillero
MOSCÚ

Cuando se bajen las luces en el Palacio del Kremlin el viernes por la noche, será la señal del inicio de un espectáculo que se viene planeando desde hace más de 12 meses, y cuyo significado va mucho más allá del anuncio de los cruces para el mundial del año que viene.

Casi exactamente ocho años después de haber ganado el derecho de convertirse en el país anfitrión, Rusia será, como nunca antes, el centro de atención de los seguidores de fútbol de todo el mundo. Para la mayoría de las personas que sintonicen el evento, ésta será su primera impresión, la que marcará el tono del evento del próximo verano, y los responsables se sienten obligados a arrancar con el pie derecho.

Una de las sorpresas previas a la ceremonia fue el anuncio de que Gary Lineker, ex jugador de Tottenham y ahora presentador de televisión en Inglaterra, será uno de los anfitriones del evento. Lineker es un profesional consumado, pero formó parte del equipo inglés que fue superado por Rusia como sede del torneo y ha criticado públicamente a la FIFA durante su crisis en su cuenta de Twitter.

Tal vez Rusia, así como el organismo máximo del fútbol, simplemente buscaron hacerse cargo de uno de los tantos problemas que ha enfrentado este torneo, pero también resalta las contradicciones detrás de un evento que será transmitido a más de 200 territorios en todo el mundo.

Durante un “detrás de escena del sorteo” en el sitio de la ceremonia el miércoles por la tarde, le preguntaron a la co-anfitriona de Lineker, Maria Komandnaya, periodista rusa de fútbol, qué pensaba sobre la situación aparentemente contradictoria de Lineker. Ella esquivó el tema habilidosamente, y en cambio habló sobre el carácter y el pasado de fútbol de su colega. En realidad, nadie esperaba otra cosa. El enfoque en el fútbol, así como en dar una imagen positiva del país, es inflexible, y cualquier paso en falso a esta altura podría ser costoso.

El programa del sorteo, que durará una hora y será presentado por la celebridad local Ivan Urgant, busca proyectar a Rusia como una sociedad moderna y celebrar su belleza. Muchos de los detalles más específicos se han mantenido en secreto, pero los participantes han practicado mucho: Se llevaron a cabo cinco ensayos antes del jueves, y hacia el final del día se hará un último repaso.

Lineker y Komandnaya tendrán ocho asistentes durante el sorteo: Laurent Blanc, Gordon Banks, Cafú, Fabio Cannavaro, Diego Forlán, Diego Maradona, Carles Puyol y el ex jugador internacional de la Unión Soviética de 91 años Nikita Simonyan. Cada uno tendrá un grupo a cargo, con sus ocho bowls en el lado opuesto del escenario a los cuatro bombos de dónde se sorteará a los equipos. El sorteo en sí tendría una duración de media hora. Entre los 6000 espectadores estarán 30 de los 32 entrenadores de los equipos clasificados, y unos 1000 periodistas acreditados.

El telón de fondo será surrealista y no es casualidad que el famoso complejo del Kremlin de Moscú, la residencia oficial del presidente Vladimir Putin, haya sido elegido para celebrar el evento del viernes. Da una sensación instantánea de lugar y, sobre todo en el clima actual, tiene una gran importancia mundial.

Como no podía ser de otra manera, la seguridad abunda, pero el complejo no está cerrado. Bajo la nevada del jueves por la mañana, todavía se veían grupos de turistas, por lo general mucho más interesados en las murallas, las torres y las catedrales históricas que en los adornos de la FIFA. Moscú es una ciudad lo suficientemente grande como para alojar un evento de esta magnitud sin demasiados problemas, y sería exagerado decir que los locales han estado preocupados por esta invasión temporal.

Tendrán muchos más visitantes dentro de seis meses. Durante los próximos días la FIFA y el Comité Organizador Local tienen la intención de apelar a la gama más amplia posible de personas. La ofensiva de encanto incluyó una cena bufé para la prensa en el opulento entorno del “Dom Soyuzov” el jueves por la noche, con actos musicales y culturales de alta calidad, aunque se presentaron muchas menos de las 300 personas invitadas.

La esperanza es que esto no se convierta en una tendencia cuando se ponga en marcha lo más importante. Todas las miradas van a estar en la ceremonia del sorteo el viernes, y si una selección favorable se combina con una imagen positiva y sensible del país, el torneo de Rusia quizá pueda terminar de despegar a pesar de las preocupaciones.