LUN
JUN
18

​Instituciones públicas no cuentan con guarderías infantiles






1 diciembre, 2017

Los controles pueden ser más efectivos en las empresas privadas, porque estas presentan planillas, situación que no pasa con las públicas


ÁLVARO POSTIGO/BOLINFO/TARIJA


(elPeriódico – diciembre 01/2017) El artículo 62 de la Ley General del Trabajo establece que las empresas que tengan más de 50 obreros, mantendrán salas cunas, conforme a los planes que se establezcan, de igual manera, el Decreto Supremo 115 señala que las instituciones públicas y privadas tienen las siguientes obligaciones: a) Permitir a las madres en periodo de lactancia llevar a sus bebés a sus fuentes de trabajo y de estudio, para que proporcionen lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida. b) Otorgar a las madres en periodo de lactancia el descanso establecido en la Ley General del Trabajo, en caso de que estas no lleven a sus bebés a sus centros de trabajo. c) Adecuar ambientes en los lugares de trabajo y de estudio, para que las madres con niños lactantes menores de seis meses puedan amamantar en condiciones óptimas.

En ese sentido, el director regional del Ministerio de Trabajo, Ramón Vilca Romero, informó que en la ciudad de Tarija son escasas las instituciones y empresas públicas o privadas, que cuentan con mayoría de personal femenino tendrían que contar con guarderías. 

Instituciones como Servicios Eléctricos Tarija (Setar), el Gobierno Municipal, el Servicios Departamental de Caminos (Sedeca) y los campamentos zafreros llegan a esa cantidad y deberían contar con las respectivas guarderías como establece la ley.

“Solo las instituciones que son dependientes y que son reguladas por la Ley del Trabajo pueden ser reguladas y sometidas a un trabajo de control, no podemos incluir a la Gobernación, pero sí podría tomar en cuenta al Sedeca”, explicó Vilca. 

En el caso de la Alcaldía de Tarija, en la Entidad Municipal de Aseo de Tarija (EMAT), podría presentarse esta situación, “pero no tenemos conocimiento si llegan a ese número”.

Sin embargo, llama la atención que   el Ministerio de Trabajo  no maneje la información del número de trabajadores que ejercen funciones en empresas e instituciones públicas, aunque Vilca, agregó  que desde que se formaron los sindicatos,  estos no remiten las planillas correspondientes que contienen el número exacto de hombres como de mujeres que trabajan en las diferentes entidades.

“Cuando son de empresas privadas,  conocemos a detalle las planillas de las listas de trabajadores, pero no sucede lo mismo en las instituciones públicas, entonces,  deben ser los dirigentes de los sindicatos, quienes tienen que velar por el cumplimiento de la ley”, respondió a la interrogante  Vilca. 

El representante del Ministerio del Trabajo refirió que es “difícil” acceder a este tipo de información, pero en cuanto reciba  una denuncia, procederá “de la manera que corresponda”.

El equipo de presa de  elPeriódico, visitó diferentes instituciones públicas, donde los responsables de personal, respondieron que no puede brindar esta información sin el procedimiento administrativo correspondiente.

Según los datos brindados por la Dirección de la Guardia Municipal existen más guarderías, pero están registradas con otra nominación de rubro. 

Desde la Alcaldía mencionaron que mensualmente realizan operativos en determinadas zonas para identificar las que están funcionando sin la respectiva licencia.

Según Vilca,  la primera observación que hicieron a la Ley General del Trabajo es que la disposición solo obliga a poner guarderías cuando hay más de 50 mujeres, e incluso en la norma, textualmente dice “obreros”. 

Ya en el reglamento modificaron por “obreras”, pero un reglamento no cambia una ley. Pese a esta falencia, la Constitución Política del Estado, en su artículo 62, reconoce y protege a las familias como el núcleo fundamental de la sociedad, garantizando las condiciones sociales  necesarias para su desarrollo integral. 

El Estado, los empresarios y la sociedad en general tienen también responsabilidades en cuanto al bienestar de los menores. Las empresas deben garantizar que sus trabajadoras tengan las mejores condiciones laborales. 

En ese sentido,  una de las educadoras que trabaja en una de las guarderías públicas, de iniciales (A.T) indicó que, todos sus integrantes tienen igualdad de derechos y obligaciones. 

“En este sentido, el Estado reconoce y garantiza las condiciones sociales como económicas necesarias para su desarrollo integral”.

Por su parte,  la delegada del Defensor del Pueblo en Tarija, Carola Romero Pacello, informó que hasta la fecha, no registraron denuncias de funcionarios o trabajadores que integran instituciones públicas o empresas privadas. 

Uno de los principales problemas encontrados por el que no existe este tipo de denuncias, es que en realidad, pocos son los trabajadores que conocen la normativa, por lo que no saben que tienen el derecho de exigir un lugar seguro para el cuidado de sus hijos, mientras cumplen con su rol laboral (eP).

Datos 

El Ministerio de Trabajo en Tarija no realizó los controles en las instituciones donde podría haber más de 50 trabajadoras.

La Universidad Autónoma Juan Misael Saracho cuenta con su guardería propia,  la misma que es administrada en coordinación con el Sedeges.

Apunte 

Sedeges propone la creación de un reglamento

La directora del Servicio Departamental de Gestión Social, Mery Polo Areco, indicó que presentarán un proyecto de ley sobre el reglamento de las guarderías ante la Asamblea Legislativa Departamental para que sea evaluado. 

La finalidad es de regular el funcionamiento de guarderías privadas y públicas que operan en la ciudad de Tarija. 

 Al mismo tiempo,  esta autoridad indicó que desde la pasada gestión, están trabajando para normar una reglamentación que otorgue el control y la supervisión de todas las guarderías al Sedeges.

“Ofrecemos un programa de atención integral para niños y adolescentes, para aquellas personas que no pueden pagar una guardería privada”,  dijo Polo.

Polo espera que pueda normarse para la creación de guarderías en las instituciones públicas, con un control efectivo. 

“Estamos en ese proceso y queremos que se garantice la seguridad de menores y que se cumpla con las respectivas leyes establecidas a nivel nacional”. (eP).

Nota de apoyo 

Solicitan mayor cantidad de educadoras 

ÁLVARO POSTIGO/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico – diciembre 01/2017) Desde la gestión 2016 fueron registradas irregularidades dentro de las guarderías públicas y las que fueron instaladas en instituciones, por la falta de recursos económicos, derivando en la falta de personal que se dedique a la atención como al cuidado de los niños. 

En ese sentido,  el rector de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho, Gonzalo Gandarillas Martínez, refirió que actualmente solo dos educadoras trabajan en el interior de la guardería de la mencionada casa de estudios superiores. 

Tanto estudiantes como el personal de UAJMS,  que  tienen niños a su cargo, acceden al servicio de la guardería. 

El número de educadoras no es suficiente para brindar la atención requerida,  por lo que el rector anunció que procederá a renovar el convenio con el Sedeges, para el normal funcionamiento de la guardería, recordando que para este proyecto, fueron invertidos Bs 6 millones. “No sería lógico dejar que dicha infraestructura se cierre”. (eP).