DOM
SEP
23

​El Comando Departamental de Policía te recomienda: Reglas de convivencia familiar






23 noviembre, 2017

Cnl. DESP. F. Alfonso Mendoza Arze

COMANDANTE DEPARTAMENTAL DE POLICIA TARIJA
Las reglas de convivencia en la familia son normas que evitan muchos conflictos, sirven para mejorar el clima familiar, de ahí que no ponen en riesgo los afectos, nos permiten educar a nuestros hijos e hijas en libertad pero bajo el marco de la responsabilidad, nos enseña que todos tenemos derechos y también deberes que debemos cumplir.

Desarrollar una buena comunicación

Creemos que para que exista una buena comunicación es importante la convivencia familiar como la relación entre los miembros de una familia, cuyos objetivos son la armonía, la cooperación, el respeto, la tolerancia y la honestidad, en un ambiente en el que se debe valorar el amor y la unión familiar.

Es importante desarrollar y estimular la comunicación familiar, por medio de charlas cotidianas entre sus miembros así como por medio de reuniones familiares.

Vital establecer las pautas de conducta de los hijos en edad escolar, horarios, amistades y actividades que desarrollan, el control de sus pertenencias que llevan a sus centros educativos, evitar que los hijos confundan los roles en la familia, los padres son los padres, por ello no deben confundir la tolerancia con la displicencia y la permisividad en dejar hacer y dejar pasar.

No hay mejor manera de resolver y prevenir conflictos que hablando, quizás alguna vez les ha ocurrido que el enojo o la molestia de un familiar les toma de sorpresa, y no saben exactamente qué había detrás de todo eso, para evitar estas situaciones, siempre es recomendable limar las asperezas promoviendo y aceptando la sinceridad y la honestidad.

Respetar los tiempos del otro

Planificar y organizar en base a la comunicación una forma de convivir, por ejemplo, horarios de cada miembro de la familia para colaborar en tareas del hogar, horarios en que se deberían compartir actividades, horario en que algún miembro este realizando alguna actividad que requiera silencio o que requiera de algún lugar específico de la casa.

Tolerar y respetar los gustos de cada miembro de la familia

Si bien se recomienda que se acuerden una serie de normas y pautas de convivencia, es bueno que también se respeten los gustos de cada uno en su espacio propio, por ejemplo, los dormitorios.

Para conseguir una buena convivencia familiar, es imprescindible que así como esperas que respeten tu individualidad, tú también respetes la de los demás.

Compartir los espacios de forma ordenada

En el caso de dormitorios compartidos, quienes lo habitan tendrán que acordar pautas y normas propias de convivencia, toda vez que son espacios muy íntimos y por ese motivo, suelen ser el  origen de muchos conflictos.

En el caso de muchos miembros familiares y pocos baños es bueno establecer horarios y tiempo de permanencia, para evitar problemas.

Disfrutar de tiempo de ocio en familia

No basta con tolerar y respetar al otro, para conseguir una buena convivencia familiar también debes conocer a tus hermanos, padres, hijos o pareja, esto implica compartir tiempo de ocio, haciendo actividades que propicien la alegría y el disfrute colectivo.

La confianza y la unión familiar, estimula los valores en la familia, es necesario enseñar a los niños desde pequeños a desarrollar el valor de la unión, pese a los diferentes estados de ánimo que tengan o lo atareados que estén, siempre hay que dejar un poco de tiempo libre para atender las inquietudes de los hijos y disfrutar de la familia unida.

“El lugar donde nacen los niños y mueren los hombres, donde la libertad y el amor florecen, no es una oficina ni un comercio ni una fábrica. Ahí veo yo la importancia de la familia” Gilbert Keith Chesterton.