SAB
JUN
23

Reportan fallas de origen en 5.000 vehículos Grand Vitara






21 noviembre, 2017

Agencias 

La empresa importadora IMCRUZ detectó una falla de origen en 5.000 vehículos Susuki Grand Vitara de los modelos 2008 a 2013 y anunció la revisión gratuita y corrección del problema que afecta el rendimiento de los motorizados  con caja mecánica.


La asesora legal de la compañía Verónica Shut informó que el inconveniente se presentó en la parte de la palanca de cambio, es decir que el usuario no podrá cambiar de caja primera a segunda, tercera ni cuarta.


“Esa es la falla que puede o no presentarse en los 5.000 motorizados, en la mitad o menos. Por seguridad, la fábrica está haciendo los cambios en todos los vehículos que se encuentren dentro de ese rango”, precisó.


El viceministro de Defensa de los Derechos del Usuario y Consumidor, Guillermo Mendoza, explicó que las vagonetas Suzuki Grand Vitara con caja mecánica  pueden presentar imposibilidad de cambios de velocidad a causa de la rotura de la varilla selectora de marchas, ubicada entre la palanca de cambio y la caja de transmisión manual.
 
 “Los usuarios que hayan adquirido estos vehículos deben comunicarse con la importadora acreditada en Bolivia y, de acuerdo a cronograma, se les cambiará la varilla gratuitamente y los que hayan comprado a través de la importación directa también gozarán del servicio gratuito que dará IMCRUZ”, remarcó.


El director académico del Instituto Simón Bolívar El Alto, Álvaro Chambilla, explicó que  la varilla selectora de marcha tiene que ver con el cambio de marcha, es decir que es la parte que hace que suba o baje la velocidad del vehículo.


“En sí es el que altera la velocidad. Si hay un problema en la varilla técnicamente no generará la velocidad, por ende el vehículo no se desplazará y sólo avanzará en una sola velocidad”. Por ejemplo, citó, cuando un coche inicia el arranque debe estar en primera, luego con el avance subirá su marcha a segunda, tercera o cuarta, pero si se da una falla no se podrá hacer el cambio.


  Revisión


Shut comunicó que la empresa procederá con el recall (revisión) y cambio gratuito de la palanca de cambio de velocidad de los autos con problemas.


 Según la compañía, en el país se comercializaron 5.000 autos para los que se hace el llamado a revisión, ya que -de lo contrario- puede ocasionar defectos en el rendimiento del motorizado.


  Quienes adquirieron un Grand Vitara deben registrar el número de chasis en la página web (www.imcruz.com),  buscar la pestaña recall Grand Vitara y si el coche tiene el defecto   aparecerá una alerta. En ese caso, la persona debe comunicarse para programar la reparación.

De confirmarse la falla, se enlazará con el call center que  estará disponible a partir del 1 de diciembre hasta  2018, durante todo el año. El objetivo es llegar por lo menos al 80% de los usuarios.


“Las campañas recall son mundialmente conocidas y ejecutadas por todas las fábricas que tienen calidad de certificación, que es el caso de Suzuki. No es un tema para alarmarse, sino de compromiso y de seriedad. Una acción de garantía que ofrecemos las compañías en protección de nuestros consumidores de marca”, afirmó  Shut.


Mendoza agregó que  los vehículos son sometidos durante años a procedimientos de agotamiento  en los laboratorios de los  fabricantes para detectar   fallas y  alertar de un posible desperfecto e incluso evitar demandas.

El Gobierno fiscalizará a otras importadoras

El viceministro de Defensa de los Derechos del Usuario y Consumidor, Guillermo Mendoza, anunció ayer que se continuará con la fiscalización de otras empresas  importadoras para que revisen posibles fallas de origen en sus motorizados. 


“Pedimos a la población que tenga la cultura de reclamo por si tienen alguna controversia. Durante este año hemos solucionado muchos problemas que han surgido con importadoras. Quiero informarles que este recall se extenderá a otras marcas, esto quiere decir que el Viceministerio de ninguna manera toma una postura sólo frente a IMCRUZ”, informó Mendoza.


Incluso convocó a los consumidores o usuarios que tengan alguna dificultad ya sea con el funcionamiento del vehículo,  el contrato de pago u otros, donde está inserta la cláusula o también conocida como letra pequeña, denunciar ante Viceministerio.


Por ejemplo, destacó que IMCRUZ no tuvo problema en mostrar su contrato de adhesión, en el que demuestra que no se tiene cláusulas “abusivas”.


Mencionó que apenas las compañías fabricantes de autos, con  representación en Bolivia, emitan el recall, se lo hará conocer.


  “Estamos dentro de la  red de consumo seguro y salud, que reúne a más de 20 países, y  vamos a hacer conocer en la medida en que vaya emitiéndose el recall”, indicó.