SAB
SEP
22

La bala que mató al directivo de Televisa en México provenía del arma de su guardaespaldas






21 noviembre, 2017

– Adolfo Lagos Espinosa, de 69 años, iba en bicicleta cuando fue asaltado en la carretera

– Por el momento, el robo es la principal vía de investigación abierta en el caso

 La bala que acabó con la vida del vicepresidente de Comunicaciones de Televisa y director de Izzi, Adolfo Lagos Espinosa, fue disparada por uno de sus escoltas, tal y como informó anoche la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) de acuerdo a la investigación abierta por esta dependencia y la Procuraduría General de la República (PGR), informan varios medios locales.

Lagos Espinosa, de 69 años de edad y exdirectivo de Banco Santander, se encontraba viajando en su bicicleta por una carretera del Estado de México cuando aparentemente fue asaltado por unos delincuentes que buscaban robarle su bicicleta.

De acuerdo a FGJEM, los guardaespaldas del directivo mexicano dispararon contra dos sujetos para impedir el asalto del que estaba siendo víctima Lagos Espinosa. El asalto tuvo lugar a la altura del kilómetro 42 de la carretera Tulancingo-Pirámides, la vía que conduce a las Pirámides de Teotihuacán.

“Luego de las diligencias realizadas al cuerpo de la persona fallecida, fue posible extraer una bala que se encontraba alojada en músculos intercostales internos derechos de la región abdominal”, apunta el comunicado de FGJEM.

“El resultado de las pruebas realizadas por ambas dependencias es coincidente en determinar que la bala que fue extraída del cuerpo de la víctima, por sus características balísticas, fue disparada por el arma que portaba la persona que manejaba la camioneta al momento de los hechos”, apunta el comunicado.

En el lugar de los hechos han sido encontrados hasta el momento siete casquillos de 9mm, casquillos que corresponden a las armas que de las personas encargadas de la seguridad de Lagos. Las armas de la seguridad de Lagos han sido analizadas por peritos especializados.

Asimismo y de acuerdo al fiscal general de Justicia del Estado de México, Alejandro Gómez, Lagos quedó en medio de la línea de fuego entre el agresor y el conductor del vehículo y escolta del directivo. Por el momento, el robo es la principal vía de investigación abierta en el caso.

Los guardaespaldas del directivo testificaron ante el Ministerio Público que ellos seguían a Lagos a bordo de una camioneta y a algunos metros de distancia cuando se percataron de que la víctima estaba siendo asaltada, momento en el que comenzaron a disparar.

Por último, cabe destacar y de acuerdo a los testimonios recogidos por las autoridades, que junto a Lagos y cerca de un metro por delante de él viajaba otra persona que también ha testificado ante el Ministerio Público. Éste apuntó que se encontraron con dos individuos que venían caminando en sentido opuesto a ellos, cuando uno de los asaltantes sacó un arma e instantes después se escucharon varias detonaciones. Los delincuentes salieron huyendo buscando protección entre los nopales que se encuentran al borde la carretera.

Las autoridades han subrayado que por el momento continúa abierta la investigación hasta que se esclarezcan los hechos que acabaron con la vida de Adolfo Lagos Espinosa.