SAB
JUN
23

Consejos para maquillarte cuando tienes acné






19 noviembre, 2017

Cultura Colectiva

Imagina todos los procedimientos dermatológicos a los que han sido sometidos nuestros héroes del espectáculo. Definitivamente, Leo Howard, Elle Fanning, Maisie Williams o el elenco de Stranger Things no han surcado por su adolescencia sin ningún problema de piel característico de todos los jóvenes en el mundo; sí, han sido bendecidos por extrañas y maravillosas bellezas que les respaldan, pero sobre todo, han contado –gracias a su carrera– con médicos especialistas y estilistas que les resuelven por completo su fabulosa apariencia. Esto sin contar que todo el marketing a su alrededor les procura las mejores sesiones fotográficas y una apariencia siempre presentable y exquisita ante el público.

Al resto de los mortales, pues, bueno… sólo nos dejan la fantasía de llegar a tener un rostro y una epidermis tan extraordinarias como las de ellos algún día. Y nos preguntamos: ¿cómo lo hacen? Aunque sepamos que ellos son parte de un show, y que de hecho ellos mismos son el show, la mente nos engaña y lo único que atina hacer es flagelarnos y vivir en el lamento de no ser tan hermosos como otros. Especialmente cuando la gran mayoría de estos mensajes erróneos están dirigidos a un público femenino con ciertos aires de exigencia, demanda, necesidad y fracaso. Mensajes que parece sólo podrían solucionarse con un milagro.

Sin embargo, una vez aceptando que el look de todos estos teen stars es una magna producción y que el uso de maquillaje no es la respuesta óptima, pero por seguro sí la más recurrida por mujeres jóvenes y un tanto millennial, sólo nos queda decir dos cosas: superemos ya las mentiras que el mundo pop nos juega y si el uso del maquillaje para ocultar el acné es irrenunciable, por lo menos se debe tomar en cuenta que…

::

La higiene es primordial; tu rostro siempre debe estar limpio, sobre todo antes de maquillarlo. Recuerda: todo agente externo debe ser eliminado.

Debes ocupar un jabón neutro o especial para tu tipo de piel (grasa, seca, mixta) y no aplicar nada que perjudique su naturaleza.

También es importante recordar que la humectación depende de nuestros niveles de pH y que, esto, debe ser supervisado por un especialista.

Maquillar sobre piel maltratada sólo hará que ésta se dañe más.

Todos los utensilios de maquillaje deben estar limpios y en perfectas condiciones; tus accesorios son la garantía de que nada se salga de control.

Tus bases deben ser oil-free.

Asimismo, el uso de correctores y polvos minerales debe ser cuidadoso y no en exceso. De lo contrario, sólo harás que se note más.

En la misma línea, también llega el momento –tarde o temprano– de aceptar que hay imperfecciones tan grandes que ningún maquillaje logrará cubrir. Así que adiós, ridiculeces, y dejar que el tiempo y los productos del dermatólogo actúen.

Otro buen tip es que usando un labial despampanante o un delineador de ojos fenomenal, la mirada de los demás se distrae y no prestan atención a eso que quieres pase desapercibido.

Y, por último, nunca de los nuncas duermas maquillada. Tampoco olvides cambiar tu ropa de cama, además de dejar respirar a tu piel de vez en cuando; si insistes en cubrir tus poros absolutamente todos los días, no verás ninguna mejora.

Estos consejos, recuérdalo, sólo son el básico de tus hábitos; una consulta con un dermatólogo o una cosmetóloga profesional es inminente y necesaria si es que tienes acné. Sólo ellos podrán darte una consejo mucho más específico y útil, dependiendo de tu rostro.