MAR
SEP
18

Ropa íntima usada es vendida sin control






16 noviembre, 2017

LORENA PÉREZ/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico, noviembre 16/2017) Cada día aumenta el comercio de ropa usada en la ciudad de Tarija, existen ferias callejeras de martes a domingo en las que se venden estas prendas; registrándose oficialmente 600 comerciantes que se dedican a este rubro y el número aumenta por la demanda existente.

El Decreto Supremo 28761, en vigencia desde el 21 de junio de 2006, prohíbe la importación de ropa usada y plantea la reconversión productiva para todos los ropavejeros. 

La Aduana Nacional de Bolivia, tiene tuición para vigilar las fronteras a través del Control Operativo Aduanero (COA),  con el principal objetivo de evitar el ingreso de ropa usada al país.

Sin embargo, a pesar de este trabajo y la intervención de las Fuerzas Armadas en diferentes puestos fijos, los comerciantes se arriesgan a trasladar los fardos de ropa en camiones, flotas, vehículos particulares y en lo que pueden.

Al respecto, el gerente de la Aduana Regional Tarija, Paul  Castellanos Zenteno, indicó que en cuanto a la comercialización de la ropa usada en la ciudad de Tarija, debe existir otra instancia competente para hacer los controles respectivos.

“La Ley de Aduanas divide al país en dos zonas, primaria y secundaria, en función a esto se define la competencia  para la intervención”, explicó Castellanos.

La Aduana, solo puede intervenir en zonas privadas que son fronteras, aeropuertos, recintos aduaneros y caminos.

Las zonas secundarias son sectores urbanos, plazas, parques, ferias, mercados;  lugares en los que esta institución no puede intervenir, siendo tuición de las alcaldías.

“En este caso, debe existir otra instancia que intervenga; lo primero que habría que ver es quién autoriza que se realicen estas ferias en la ciudad y en cada departamento”, indicó.

Acotó que ningún ciudadano puede atribuirse el ser dueño de una calle para cerrarla y alistar su puesto de venta.

“Esta instancia debería evitar que se realicen estas ferias, porque se trata de un producto prohibido. Si habilitan una feria, lo mínimo que deberían hacer, es controlar que no se vendan productos prohibidos, como es la ropa usada”, argumentó.

Intendencia 

La intendente municipal, Rosa Mendoza Mancilla, explicó que la comercialización de ropa usada, no cuenta con una normativa que regule esta actividad en la ciudad de Tarija.

“Los controles que hacemos son de que los comerciantes de esta ropa, no vendan sus productos en el suelo,  en mal estado o íntima”.  Indicó que hay  compromisos internos con los comerciantes. 

Mendoza, aseguró que los funcionarios de la Intendencia  están presentes de manera constante en estas ferias; sin embargo, los comerciantes al identificarlos por su uniforme, ocultan estas prendas.

“Haremos operativos más minuciosos y yo creo que vamos a realizarlos de civiles,  aunque la gente ya nos reconoce, por lo menos a las inspectoras, ya que son años que trabajan en esta institución”, reconoció.

Mendoza, explicó que la ropa íntima usada puede contraer enfermedades en las personas que las compran y usan, además de brindar diversos riesgos en el comprador.

“Puede atentar en la salud de las personas, especialmente en las mujeres; varias veces se ha visto y decomisado ropa interior de mujeres”, afirmó.

Riegos de utilizar ropa usada

Desde la Intendencia Municipal, aseguran que los riesgos de utilizar esta ropa, recaen en que las prendas de vestir, generalmente son guardadas y empaquetadas por largos periodos.

“Están mucho tiempo selladas y no sabemos en qué calidad viene, si tuvo un tratamiento correspondiente o limpiada de una forma higiénica, por lo que se pueden producir alergias graves en las personas”, dijo la intendente municipal, Rosa Mendoza.

Según Mendoza, no todas las personas pueden contraer las mismas condiciones al utilizar estas prendas y eso puede variar de acuerdo al organismo de cada portador.

“Al utilizar ropa íntima, se puede contraer una alergia en el área íntima de las mujeres, por eso debemos tener mucho cuidado en la adquisición de ropa usada”.

Al menos 600 comerciantes de ropa usada 

Las ferias que se encuentran dispersas en diferentes barrios de la ciudad de Tarija, ocupan las calles de martes hasta el domingo.

Las comerciantes se encuentran los martes en el barrio Senac; en  Abaroa los miércoles;  en San Bernardo los jueves; en Lourdes los viernes; en Fátima los sábados y en la avenida Gamoneda los domingos.

“Son alrededor de 600 personas que se encuentran en diferentes ferias y cada vez se incrementa este número; incluso se forman grupos de WhatsApp  para vender y subastar estas prendas, esto no lo podemos controlar”, indicó la intendente, Rosa Mendoza.

La funcionaria, indicó que se encuentran a la espera de que formalicen una normativa para regular la venta de estas prendas en la ciudad de Tarija, ya que cada día, aumenta el número de comerciantes en este rubro debido a la demanda de la población.

Industria textil

Según el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), la importación de ropa usada provoca tres impactos sobre la actividad económica en general y la industrial textil en particular.

El primero está relacionado con el impacto sobre la industria de la confección y los menores niveles de producción de prendas de vestir para el mercado interno. (eP). 

elAPUNTE

Aduana entregará 4.500 dólares a ciudadano que denunció contrabando

La presidente de la Aduana Nacional, Marlene Ardaya Vásquez, informó que se ha producido con éxito la primera denuncia contra el contrabando de mercancía prohibida en Bermejo, Tarija y que la persona que la formuló recibirá alrededor de 4.500 dólares americanos, equivalentes al 10 por ciento del valor total de la prenda usada decomisada.

“Son 523 fardos de ropa usada, hay una valoración preliminar del total de la mercancía prohibida que alcanza los 45.000 dólares, todavía nos falta terminar de cuantificar la selección de la ropa sea de una primera categoría, segunda o tercera”, explicó Ardaya, según el portal de la Aduana Nacional.

NOTA DE APOYO

Testimonio de una comerciante de ropa usada

Una de las comerciantes que trabaja con la venta de esta ropa al menos hace 6 años en la ciudad de Tarija, afirmó que los funcionarios de la Alcaldía, se presentan en las ferias de forma constante; sin embargo, no para hacer el control de la ropa que se vende, sino para realizar el cobro del espacio que utilizan.

“Algunas veces vimos funcionarios, pero no controlan el estado de la ropa, vienen a cobrar el ‘canchaje’ y nosotros pagamos de forma normal”, aseguró esta comerciante, quien prefirió mantener su identidad en el anonimato.

El canchaje es una forma de pago mínimo diario por el uso de un espacio en la calle. El cobro por canchaje es de Bs 1 o de Bs 2. 

 “Se pueden encontrar prendas de marca, precios buenos y además por ser americana, tiene mejor calidad; no se debería vender ropa interior, porque se puede contraer cualquier tipo de enfermedades a causa de esto”, indicó un usuario de la feria del barrio Abaroa que es realizada los miércoles.

losDatos

De enero a noviembre, la Aduana decomisó en las fronteras de Tarija 100 toneladas de ropa usada en diferentes operativos.

El valor de esta mercancía según escala de valores de la Aduana, es mayor a un millón de bolivianos.