MIE
SEP
26

4 secretos del budismo para combatir la ansiedad






15 noviembre, 2017

Cultura Colectiva

 

¿Qué tiene que ver el budismo, la ansiedad y el grupo punk The Ramones? Una de las canciones menos conocidas de esta banda ya extinta es aquélla que dice: Anxiety, anxiety keeps me happy. / Anxiety, anxiety keeps me happy. / Always stieff, all day long. / Nothing’s right till it’s all wrong. / It makes no sense until I’m tense. / Always laughing at your expense.

El ritmo, la letra y la manera en que es ejecutada nos transmite la sensación de estar atrapados en un problema sin posibilidad de resolverse que nos asfixia y nos pone tensos, nos hace pensar el día entero en él y nos nubla la mente ante la angustia tan prolongada que acorrala al corazón. Más o menos es así como se siente la ansiedad. Sus causas son muchas, la mayoría están relacionadas con problemas personales ante los que creemos no tener la capacidad de resolver.

Es en este momento cuando las personas afligidas con sentimientos de ansiedad necesitamos una guía que nos conduzca a darnos cuenta de que el problema no es tan grave como pensamos y que tenemos todas las armas dentro de nuestro corazón para salir adelante y encontrar la solución más adecuada. El budismo y sus enseñanzas de paz, equilibrio y luz pueden convertirse en esas señales que tanto anhelamos ver en la oscuridad para que la paz reine de nueva cuenta dentro de nuestra cabeza y, sobre todo, en lo profundo del alma.

La ansiedad está relacionada con el sufrimiento, dicen los preceptos budistas. Cuando no somos capaces de gestionar nuestras emociones más profundas, el sufrimiento se vuelve miedo y éste en ansiedad. Cuando experimentamos este ciclo, sentimos que el mundo entero recae en nosotros. Imagina qué peso tan grande tenemos que soportar cuando no conocemos los 4 secretos del budismo para arrojar esa lápida de nuestro cuerpo y alma. Estos cuatro secretos son claves para que la vida sea vista desde una perspectiva más realista pero también con mayor ligereza, es decir, libre de ansiedad y sufrimiento.

Toma nota para ir incorporando a tu vida los siguientes preceptos que darán alivio a tu ser:

 

1. Somos responsables de nosotros mismos

Aunque sintamos que el mundo está sobre nosotros, como decíamos hace unas líneas, no es así: es nuestro propio mundo contaminado de miedo y dudas el que nos hace sentir angustia. El acto de liberación es responsabilidad propia, dice el budismo. Todo lo bueno y malo que hay en nuestra vida ha sido provocado por nuestras acciones, jamás por la responsabilidad ajena.

2. El aquí y ahora es lo único en lo que debemos enfocarnos

Ya que es lo único seguro que tenemos en la vida: el pasado está muerto; el futuro ni siquiera sabemos si va a nacer. ¡Entonces el presente es lo único que merece la pena! Vivirlo con angustia, rencor, miedo o cualquiera que sea nuestro sentimiento respecto a los problemas es como dejar que el reloj de la vida camine sin aprovechar el tiempo de manera adecuada. Recordemos cuando éramos niños: ¿acaso pensábamos en lo que se había hecho ayer o se meditaba acerca de lo que venía a continuación? ¡No! Lo único que nos importaba era reír, jugar y disfrutar el presente. Bien, pues la vida debe ser un poco más así para todos nosotros.

3. Desechemos el apego

Una vez que se haga desde la raíz, todo sufrimiento desaparecerá. Ninguna felicidad ni paz mental vale menos que un empleo, una persona, un salario, una casa, un carro o cualquier otra pertenencia que nos haga pensar que al perderla estaremos solos. Nuestro equilibrio es lo que debemos mantener a toda costa, pues él nos hará sentirnos libres de toda angustia. Cuando tenemos la felicidad de nuestro lado, lo tenemos todo y empezamos a comprender el valor tan escaso de los bienes materiales.

4. Hasta que aprendas de tus errores podrás impedir que se repitan

Lección no aprendida es igual a fracaso, miedo y ansiedad. Por ello es que todo error es necesario en la vida para fortalecer el carácter y aprender lo que se debe y lo que no se debe hacer. Únicamente nosotros somos nuestros mejores maestros, nosotros sabemos la causa de nuestros errores y la mejor manera de salir de ellos. Una vez que tus equivocaciones se vuelvan enseñanzas y tengas la fuerza de no repetirlos, la ansiedad desaparecerá de tu vida.

«Es mejor conquistarte a ti mismo que ganar mil batallas. Entonces la victoria será tuya. No te la podrán quitar, ni ángeles ni demonios, cielo o infierno», dijo el Buda. Es mucho más valioso ejercer un compromiso con nosotros y cumplirlo antes que actuar como los demás quieran. En el momento en que seamos capaces de librarnos de la ansiedad, la esperanza de un estilo de vida más libre y ligero llegará hasta nuestra mente.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

Los profesionales en comunicación social realizaron su primera asamblea como ente colegiado con el objetivo de socializar su estatuto y conformar un comité electoral, además que por primera vez tendrá representación en la Federación de Profesionales de Tarija.

RESTA

La inseguridad por las noches en diferentes puntos de la ciudad, es cada vez más evidente, según las constantes denuncias de una madre de familia que vive en pleno centro de la ciudad. Hay locales en los que pese a la información referida a la Guardia Municipal, esta instancia municipal no estaría respondiendo a tiempo.