VIE
NOV
24

Remedios naturales para combatir el mal aliento






13 noviembre, 2017

Cultura Colectiva

 

Pocas situaciones son tan incómodas como hablar con alguien que tiene mal aliento o aún peor, darte cuenta de que eres tú quien expide un olor no tan agradable.  ¿Te ha pasado?

Cuando esto ocurre, la solución más rápida es una menta o un chicle, sin embargo, esto no resuelve el problema de raíz. La realidad es que en la mayoría de los casos estos problemas nacen de dietas deficientes, condiciones de salud pobres y hábitos equivocados al comer.

Lo primero es examinar nuestra higiene. Además de cepillar los dientes, la lengua y usar hilo dental, para combatir la halitosis o mal aliento, el primer acercamiento que los especialistas recomiendan son enjuagues de bicarbonato de sodio o agua oxigenada, así como limpiezas dentales constantes. Si a pesar de cumplir con todo esto la molestia persiste, aquí están siete remedios naturales para eliminar el problema.

La deshidratación es una de las causas más comunes del mal aliento. Las personas que toman poca agua son más propensas a tener problemas bucales, ya que durante el día acumulamos partículas de comida que sirven de alimento para muchos microbios que libran los olores repugnantes.

La saliva es la kriptonita natural de dichos olores, pero para producirla es necesario que nos mantengamos humectados; la resequedad bucal producida por la descomposición de células genera malos olores. Se necesita tomar agua limpia y libre de fluoruro que reparta oxígeno por toda la cavidad bucal y logre eliminar cualquier bacteria.

Utiliza el zinc como suplemento

 

El zinc es el mineral que se encarga de mantener la boca libre de bacterias y la deficiencia del mismo es una causa importante de halitosis. Entre sus muchas propiedades, el zinc neutraliza y elimina gérmenes malignos. Complementar nuestra dieta tomándolo en pastillas o comiendo alimentos altos en zinc como calabazas, semillas, cacao y carne, de preferencia orgánica, mejorará considerablemente la molesta situación.


Consume hierbas diariamente

La dieta es vital en la generación del problema y el surgimiento de una solución. Hierbas como la ortiga resultan muy útiles en la lucha contra el mal aliento, en té o masticada, la ortiga purifica la sangre y elimina ciertas toxinas del cuerpo, estimulando el sistema linfático, disparando las funciones suprarrenales para atacar el problema de raíz. Además de la ortiga, la alfalfa, el perejil, la menta, el hinojo, el regaliz, la mirra y la clorofila, son buenas opciones para acabar con la halitosis.

Toma probióticos

La mala salud intestinal que involucra un sistema digestivo lleno de toxinas acumuladas, puede ser causante del mal aliento. Si sufres de estreñimiento o intestino lento eres un excelente candidato para desarrollar halitosis; dichas condiciones provocan una fuerte acumulación de gases que al salir por la boca acarrean millones de bacterias.

Como suplemento o de manera natural, los probióticos ayudan a eficientar el proceso digestivo; un aumento en la ingesta de yogurt, jocoque, chucrut, el té de kombucha o una cucharadita de vinagre de manzana diluido en agua antes de cada comida pueden lograr que tu salud intestinal mejore considerablemente. Está comprobado que los probióticos como el lactobacillus salivarius, de acuerdo con un estudio publicado en la revista científica de Opinión Actual en Gastroenterología en 2011, eliminan específicamente a los compuestos de azufre volátiles y con ellos el mal aliento.


Incluye más alimentos crudos en tu dieta

Además  de ser ricos en vitaminas y minerales, los vegetales por sí solos nos proporcionan una dosis extra de nutrientes inmunológicos. Desde las zanahorias y manzanas hasta las semillas y frutos secos, estos alimentos que no han pasado por ninguna modificación mejoran la producción de saliva, la combatiente del mal olor bucal.

Enjuagues de agua salada

Hacer gárgaras con agua y sal ayuda a eliminar las bacterias y microbios que causan el mal aliento. Mezcla un poco de sal en un vaso de agua y verás mejoras en la higiene de tu garganta y amígdalas.


Considera una limpieza profesional

Si después de los pasos previos tu cuerpo sigue expidiendo mal aliento, es probable que hayas llegado a niveles tóxicos. A esta altura debes considerar una limpieza profesional de tus intestinos y más tarde una limpieza de hígado para atacar de raíz el problema y evitar que vuelva a suceder.

Por último, es importante no dejarnos engañar, si como solución temporal decides comprar un enjuague bucal o un spray, verifica que no contenga alcohol, ya que éste contribuye a la subsistencia del mal aliento y muchos lo compran pensando en que les ayudará. Cuida tu salud en todo sentido y recuerda que tu aliento es una carta de presentación.

 

SACA PUNTAS

mas
SUMA

Los trabajos y las charlas de salud de la periodista, Karla Revollo, revelando información que es importante conocer, especialmente para los padres de familia, entendiendo que el acceso a la misma es un derecho universal. 

RESTA

El desencuentro entre las instituciones departamentales. Nuevamente el gobernador, Adrián Oliva y la presidente de la Asamblea, Sara Armella, no pudieron concretar acuerdos por los créditos y fideicomisos.