MIE
NOV
21
MIE
NOV
21

Alertan que seis capos del narcotráfico del Perú se instalaron en Bolivia






24 octubre, 2017

Agencias 

El periódico La República del Perú alertó que seis capos del narcotráfico de ese país se instalaron en Bolivia, principalmente en la región oriente, para continuar operando con identidades falsas.


Acciones de captura de la policía peruana llevaron a los narcos a traficar desde Beni en Bolivia, señala el diario del vecino país. Sin embargo, la policía especializada del Perú les viene siguiendo la pista para conocer su nueva identidad y capturarlos.

Los sindicados son Clever Bernardo Ambrosio (a) ‘Chila’, Reyna Gozme La Fuente (a) ‘Reyna’, Edmerson Quispe Pariona (a) ‘Chavo’, Werlinton Sánchez García (a) ‘Negro Fabio’, Clodoaldo Figueroa Saume (a) ‘Tío Vago’ y Luis Lagos Lizarbe (a) ‘Salvador’.

El recuento de los capos

Clever Bernardo (a) “Chila” es un narcotraficante del Huallaga que acopia droga del valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), en el Perú, y hoy opera desde el departamento boliviano del Beni, lugar desde donde sus avionetas son enviadas a recoger droga.

En abril del 2012, la división de Operaciones tácticas antidrogas del Huallaga lograron decomisarle 1.300 kilogramos de cocaína, en el distrito de Masisea, en Ucayali. La droga fue abandonada en botes apostados a la ribera del río, listas para ser subidas a las avionetas y abandonar el país.

Por los canales de inteligencia se sabe que “Chila”, es la nueva pareja de Reyna Gozme La Fuente, más conocida por su apelativo de “Reyna”, narcotraficante nacida en Llochegua (Huanta-Ayacucho) y también refugiada en Bolivia. La pareja trabaja en sociedad.

“Chila” y “Reyna” acopian la droga en el VRAEM y desde allí la transportan hacia Atalaya (Ucayali) o Palcazu (Oxapampa), lugares a donde envían sus avionetas para trasladarla a Bolivia.

La policía especializada en narcotráfico estima que mensualmente “Reyna” ingresa a Bolivia cerca de tres toneladas de clorhidrato de cocaína a través de sus narcoavionetas.

Actualmente, tiene orden de detención por el tráfico de 160 kilos de droga encontrada en la embarcación fluvial “El Papayero”, en abril del 2016. La sustancia se encontraba oculta en el doble fondo del bote y tenía impresa la figura de un delfín, el logo usado por su organización.

Capos en fuga

Otro refugiado en Bolivia es Edmerson Quispe Pariona (a) “Chavo”, natural del Vraem, quien empezó en el mundo del tráfico de drogas en el 2010 como ayudante de uno de los narcotraficantes más fuertes del valle: Flavio Francisco Quino (a) “El Mula”.

“Chavo” era el encargado de sacar los vuelos de su patrón en las pistas clandestinas de Llochegua, Mayapo y Santa Rosa. También hacía el mismo trabajo para “Reyna”.

El conocimiento que absorbió de “Reyna” y “La Mula”, sumado al trato directo que tenía con los pilotos de las narcoavionetas, hizo que en el 2014 empezara su propia organización.

A pesar de no contar todavía con una orden de captura ni estar procesado, la Dirandro lo considera un narcotraficante fuerte por tener el mayor nivel de organización para sacar sus vuelos.

“Chavo” Utiliza exlicenciados del ejército armados como guardias de protección para resguardar la salida de su droga.

Conocedor de que la policía antidroga tiene los ojos sobre él, emigró a Bolivia para trabajar con mayor libertad. La policía también lo sigue por participar en el secuestro, tortura y asesinato del policía de inteligencia y agente de la DEA Edgar Quispe Rojas, ocurrido en el VRAEM en el 2016. “Chavo” había dado la orden de matar a cualquier miembro de la fuerza del orden que perjudicara su negocio.

Werlinton Sánchez García (a) “Negro Fabio”, natural de Campanilla, tiene tres avionetas con las que opera desde Beni (Bolivia) con identidad falsa. El encargado de enviarle el cargamento es su hermano Pablo Sánchez García, quien acopia droga del VRAEM y la transporta hasta Palcazu, punto a donde el “Negro Fabio” envía sus avionetas para recoger la mercancía.

En el 2011, la policía antinarcóticos de Perú decomisó 260 kilos cocaína en Puerto Maldonado de propiedad del narcotraficante Clodoaldo Figueroa Saume (a) “Tío Vago”. Fue su sobrino Gilberto Espino Córdova, capturado en el operativo, quien declaró ante las autoridades y quien lo sindicó como dueño del cargamento. La justicia ordenó su captura.

Desde esa fecha, “Tío Vago” se refugia en Beni, lugar del que envía avionetas al VRAEM.

El último en la lista es Luis Lagos Lizarbe (a) “Salvador”, quien luego de que estuviera preso por el tráfico de 840 kilos de droga y fuera liberado, se refugió en Bolivia para seguir operando.

“Salvador” trabaja junto a su hermano Fortunato Lagos Lizarbe, su mano derecha en el Perú. 

Policía boliviana allanó domicilio de “Negro Fabio”

En julio del 2015, la policía antidrogas boliviana realizó una intervención a la vivienda de Werlinton Sánchez García (a) “Negro Fabio”.

Cuatro ciudadanos peruanos, entre ellos su hijo y un boliviano, fueron detenidos. También inmovilizaron sus tres avionetas y vehículos. El “Negro Fabio” logró escapar.

Su madre, Marcela García Lozano, quien se encontraba en el domicilio, confirmó que su hijo vivía allí.

De acuerdo a informes de inteligencia, en julio de este año, el “Negro Fabio” estuvo en Palcazu e instaló un megalaboratorio de clorhidrato de cocaína con la intención de producir droga a gran escala.

Sin embargo, su sueño no se pudo concretar debido a que la División de Operaciones Tácticas Antidrogas de Pucallpa, en el Perú, destruyó su campamento.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El Gobierno Municipal de Tarija firmó un convenio de cooperación con Word Wildlife Fund (WWF), para fortalecer la gestión ambiental en Tarija.

RESTA

18 estudiantes de la Facultad Técnica Policial denunciaron ser agredidos físicamente por uno de sus instructores.