JUE
NOV
15
JUE
NOV
15

​Tarija: Nuevas normativas favorecen a la especulación






23 octubre, 2017

El cemento se apodera cada vez del valle central de Tarija, quedando con pocos espacios verdes en la ciudad.
Redacción Central/Bolinfo/Tarija


(elPeriódico-octubre 23/2017) “Cuando hay voluntad de las instituciones públicas para sacar adelante los proyectos, hay que agradecer y felicitar. Con esta nueva mancha urbana le estamos cortando las manos a varios loteadores, cortando la mano a varios que hicieron pobres a muchos”, con esas palabras inició su discursos el alcalde, Rodrigo Paz Pereira, en septiembre de este año en el acto de homologación de la mancha urbana de la ciudad de Tarija; sin embargo, estudios de expertos, dicen lo contrario.

Un estudio técnico realizado por los arquitectos Mechthild Kaiser y Fabio Bayro Kaiser, demuestra que la ampliación de la mancha urbana solo sirvió para legalizar asentamientos, mismos que entran dentro de la regulación municipal, pero este accionar, al mismo tiempo fomenta la especulación. 

Con esta acción, “solo se siguió fomentando la especulación sobre terrenos más allá del radio urbano”, indica el estudio de los arquitectos, reflejando que habrá más ingresos por impuestos, pero no así una mejor calidad de vida. 

La mancha urbana de la ciudad de Tarija creció de 8000 hectáreas a 10456, usurpando espacios rurales, situación que generó la movilización del sector campesino que incluso convocó a un cabildo. 

“Esto refleja un pensamiento poco racional y profesional, como también el desconocimiento de las  consecuencias de un crecimiento urbano dirigido por intereses económicos e intereses privados”, indica el estudio. 

La ciudad empezó a expandirse sin control. Primero inició con la venta de pocos lotes en los alrededores, pero luego se convirtió en una “gran mafia”, donde ofrecen terrenos a nivel nacional, siendo menores los espacios para el área verde o los cultivos, como denunció la Federación Sindical Única de Comunidades Campesinas. 

“La presión sobre el territorio en término de urbanizarlos en las zonas rurales alrededor de la ciudad de Tarija es fuerte, afectando a las comunidades rurales aledañas, cuyo sustento económico es la agricultura”, refiere e estudio.

Según los profesionales, la expectativa de que el terreno pueda valer más que trabajarlo, es usada por los denominados “loteadores”, que aprovechan este nuevo marco normativo para regularizarlos. 

Esta situación es palpable en los barrios periféricos, en las zonas de Torrecillas y en San Andrés, donde prácticamente no quedan áreas verdes, siendo sustituidas por espacios aplanados llenas de tierra. Alrededor de las carreteras, nulos son los espacios para los peatones, con construcciones que invaden el lugar previsto para las veredas. 

director de Catastro Urbano de la Alcaldía, Wilson Armella, indicó que mediante el levantamiento de información catastral,  van a tener mayor certeza de esta situación y de cómo intervenir. 

La Alcaldía identificó hasta ahora, unos 10000 terrenos donde construyeron clandestinamente, especialmente en las zonas de Miraflores y San Luis.  

“Generalmente son áreas donde no existen aprobaciones, por ejemplo, un lote que está pagando los impuestos como  baldío; sin embargo, recurrimos a la información aérea digital y nos percatamos que  tiene casa o piscina, entonces, nuestro deber es normalizar todas las irregularidades de los bienes inmuebles”, explicó Armella.

El estudio mencionado indica que el territorio desértico en la ciudad de Tarija es aproximadamente seis veces más grande que la ciudad “viva” y aparece  “como un cáncer que prolifera de manera imperfecta por encima de todas las articulaciones naturales del valle central”.

Edificios con altura

 “Es una norma que está vigente y busca regular de alguna manera la construcción de los edificios en la ciudad, la que está preservando el área patrimonial, donde no se podrá construir, además, en los lugares donde no existan servicios básicos, tampoco se podrá edificar”, rescató el presidente del Concejo Municipal, Alfonso Lema Grosz, sobre la nueva ley de edificios con altura que ya está vigente en la ciudad.

El Colegio de Arquitectos mostró un fuerte rechazo a la normativa, al argumentar que la misma “legaliza lo ilegal”, tomando el ejemplo de aquellos edificios que no cumplían con las reglas básicas, cuyos propietarios podrán regularizar esta situación. 

El estudio de los arquitectos Mechthild Kaiser y Fabio Bayro Kaiser, establece que la escala de tamaños cambió. En el centro de la ciudad, los edificios no podían sobrepasar los cuatro pisos, pero con la nueva normativa, aquellos de cinco, seis o más niveles que fueron erigidos sin regulación alguna, podrán normalizar su situación. 

Dichos edificios son levantados en lotes pequeños, por lo que debe usarse el 100% del espacio, sin lugar alguno para las áreas verdes. 

“Esta no es una escala de la sonrisa, tampoco una escala que atrae al turismo y menos una escala humana”, indica el informe.  (eP). 

LOS DATOS

La mancha urbana de la ciudad de Tarija creció de 8 mil hectáreas a 10456 hectáreas.

La Alcaldía identificó hasta ahora, unos 10000 terrenos donde construyeron clandestinamente, especialmente en las zonas de Miraflores y San Luis.  

elApunte

Los parqueos en edificios

Uno de los puntos a destacar, según el presidente del Concejo Municipal, Alfonso Lema Grosz, de la nueva Ley de Edificaciones en Altura, es que regula la construcción de parqueos, situación que no se estaba dando hasta ahora.
La mayoría de los edificios construidos en el centro de la ciudad como en zonas comerciales, no cuentan con parqueos, situación que genera las congestiones vehiculares.