JUE
SEP
20

Bloquear los bloqueos






22 octubre, 2017

Hace varios años atrás, hablar de paros y bloqueos era pan de cada día, como que esas medidas fueron quedando fuera de contexto o comenzamos a vivir otro tiempo en el que medidas extremas no fueron necesarias para hacerse escuchar o tal vez nadie escuchaba usando esos métodos.

Cómo que de cierto tiempo comenzaron a darse otra vez reacciones que obligaron a la gente a salir a las calles para hacerse sentir… marchas, movilizaciones, huelgas, en fin. Pero un fenómeno se comenzó a instalar en el colectivo ciudadano, la intolerancia a ciertas maneras de protestar, es decir, no se rechazan las protestas pero si algunas formas, en especial los bloqueos…más si son protagonizados por sectores que despiertan ciertas pasiones en mucha gente por prestarles un servicio cuestionado. La población no está de acuerdo con que haya alguien que le impida circular con normalidad, los bloqueos de rutas, calles y avenidas generan un rechazo total y con justa razón, porque se tocan intereses de terceros, impiden q las personas se trasladen de un lado a otro y desarrollen sus actividades con normalidad.

Por eso ahora, quienes deciden reclamar por lo que consideran les corresponde, deben analizarlo bien, deben planificar una forma más imaginativa de hacerse escuchar y atender, no es posible que porque sus requerimientos no sean atendidos, el resto tenga que pagar afectando su propia libertad en el sentido más amplio de la palabra, logrando incluso que la población se identifique más con quien debe responder al sector que reclama que con éste.