SAB
SEP
22

En un 100% puede incrementarse la  delincuencia el 2018






14 octubre, 2017

SAÚL CARDOZO/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico-octubre 14/2017) En los diez meses del 2017, fueron registrados un total de 7339 casos delincuenciales atendidos en Tarija, según reporte de la Fiscalía, demostrando el aumento de la delincuencia en este departamento por más de un cien por ciento.

Sin embargo, esta cifra revela hechos directamente relacionados con los delitos intrafamiliares, seguidos por los que afectan el patrimonio de las personas y luego, contra la integridad física.

El fiscal departamental, Gilbert Muñoz Ortiz, refirió que están manejando datos con proyección, pues  en la gestión 2017, registraron 7339, mismos que ingresaron desde el 1 de enero al 31 de agosto del presente año.

El Ministerio Público estima que hasta fin de año ingresen 2446 causas, cifra que es sacada de una  proyección que hace de acuerdo a la cantidad de causas que ingresan a esta institución.

La proyección en la que se basa el dato, es en un trabajo científico que efectúan las unidades de análisis y de informática de la Fiscalía.

“Hasta el final de la gestión 2017, según las estadísticas se tendrían 9700 casos, cuando en la pasada gestión se tuvo  apenas 1145, lo que quiere decir que se incrementará el índice de criminalidad en esta gestión en el departamento de Tarija y si no se hace nada,  continuará subiendo en ese ritmo el próximo año”, mencionó el fiscal.

Muñoz, indicó que deben llamar la atención los números presentados, porque quiere decir que no hay un trabajo  en políticas de prevención, educación y de concientización para los temas de seguridad.

“Hay  municipios que no están optimizando los recursos para seguridad ciudadana en las provincias, como así también la Gobernación, que no tuvo un nivel óptimo de ejecución del presupuesto asignado por el Estado Central”, criticó.

Indicó que los números se basan en el análisis que realizaron a través del sistema de informática hasta el 31 de diciembre y estará a un nivel de casi  800 casos más de la gestión pasada.

Secretaría de Justicia

Muñoz, dijo que se reunió con el secretario de Justicia de la Gobernación, Yamil García Delfín, y el director de Seguridad Ciudadana, Adel Vergara Vilte, a quienes proporcionó estos datos.

Estas preocupantes cifras también fueron presentadas  al Consejo Departamental de Seguridad Ciudadana.

“Nos indicaron que están adquiriendo manillas electrónicas para aquellas personas que podrían ser víctimas de violencia”, explicó.

Desde el Ministerio Público, refirieron que esta iniciativa es positiva, pero no solo se necesita hacer seguimiento a las víctimas, sino que deben tratarse temáticas de prevención, además de brindar seguridad a estas personas.

Inseguridad

Los vecinos del Distrito 6,  han denunciado que la cantidad de lotes baldíos en su barrio generan inseguridad en esa zona, pues generalmente estos sitios son utilizados por parroquianos como refugio o lugares de reunión de las pandillas delincuenciales.

Un vecino de la zona ha denunciado a los medios de comunicación que solamente en su barrio hay unos 15 lotes baldíos.

“Si se suma, somos 27 barrios, unos pueden tener más lotes, otros menos, pero es mucho, y ahí  aprovechan los delincuentes para refugiarse”, denunció el vecino.

Según el denunciante que pidió reserva de su nombre,  los pandilleros desde estos lotes hacen seguimiento a los vecinos, para atracarlos cuando se encuentren caminando solos.

Zonas peligrosas

El Ministerio Público identificó  las seis zonas más peligrosas de la ciudad de Tarija que son: Los Chapacos, Mercado Campesino, barrio Lourdes, la zona central, barrio Moto Méndez y barrio Senac.

Los delitos más registrados son por violencia intrafamiliar y robos.

En la zona de la estación policial integral de Los Chapacos, son atendidos el 23,9 por ciento de los hechos delictivos,  convirtiendo a esta zona en la de mayor inseguridad.

La segunda zona con más hechos delictivos es en el barrio Lourdes, donde se registran el 20,99 por ciento de los casos.

El tercer lugar con mayor inseguridad es del Mercado Campesino, con un 19,79 por ciento.

El cuarto lugar en inseguridad en la ciudad de Tarija,  lo ocupa la zona central con 15,25 por ciento de los casos.

El quinto sitio más inseguro de Tarija es en el barrio Moto Méndez con un 13,79 %.  En Senac hay un registro de 7,10%, de hechos delincuenciales atendidos.

Consejo de Seguridad

Representantes del Ministerio Público de manera conjunta con las juntas vecinales y la Dirección de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía tarijeña, se reunieron en la estación policial integral  de Los Chapacos, para tratar los índices delincuenciales en la ciudad de Tarija.

“De acuerdo a datos que hemos proporcionado como Ministerio Público, hicimos conocer toda la información  en relación a las diferentes comisiones de delitos y la inseguridad en los barrios”, acotó.

Muñoz  aseguró que la Fiscalía “duplicará” la presencia de personal en las estaciones policiales integrales de Los Chapacos y Lourdes.

“Nos reunimos  con los presidentes de las juntas vecinales en la EPI de Lourdes, que es la segunda zona más insegura de la capital, para hacer conocer sobre los hechos en ese sitio”, mencionó.

El fiscal realizará una solicitud al alcalde, Rodrigo Paz Pereira, para que pueda fortalecerse las dos estaciones policiales, porque las mismas son infraestructuras que están adecuadas, pero que aún pueden ser potencializadas para tener mayor funcionalidad.

“Hemos solicitado al Consejo de la Magistratura de que pueda desconcentrar a jueces en esas zonas y así  trabajar de manera conjunta”, aconsejó. (eP).

EL APUNTE

Criminalidad en Bolivia creció un 70%

Bolivia no está entre los países más violentos de la región, pero su tasa anual de criminalidad, medida en cantidad de homicidios por cada 100000 habitantes, ha crecido un 70% en los últimos 10 años.

En la Cumbre Nacional de Seguridad Ciudadana, el ministro de Gobierno, Carlos Romero Bonifaz, indicó que la tasa es de 10,8/100.000. Esto representa un aumento de un 71% con respecto a 2006, cuando la tasa era de 6,28.

Sin embargo, desde el Gobierno central, anunciaron que están buscando frenar esos índices que fueron aumentando, especialmente en las fronteras con el Brasil.