LUN
SEP
24

Mujeres siguen siendo víctimas de violencia en Tarija






11 octubre, 2017

 

SHIRLEY ESCALANTE/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico octubre 11 de 2017) Pese a existir una ley que protege a la mujer de hechos de violencia física, psicológica y otros, la normativa no es cumplida, al seguir siendo registrados diariamente casos de este tipo.

En lo que va del año,  fueron registrados 103 casos en la ciudad de Tarija, donde están involucradas mujeres de todas las edades, por lo que el Centro Especial de Atención a las Víctimas de Violencia (Cepat),  brinda un apoyo integral para su recuperación.

La responsable del Cepat, Mery Acuña, sostuvo que los casos de violencia en contra de las mujeres incrementan a comparación del año pasado, lo que se debe a dos factores; uno de ellos,  es porque más víctimas se animan a  denunciar, que viene a ser algo positivo, de no dejar el delito en silencio y el segundo factor, es la permanencia de una cultura machista.

“Creo que el incremento de los casos se debe específicamente a que la mujer ahora se anima a denunciar, antes por varios factores no lo hacía”, sostuvo Acuña.

Acuña también resaltó la existencia de casos reincidentes, que implica a pacientes que por deferentes  oportunidades fueron víctimas de violencia, donde los agresores están dentro del círculo familiar.

“Al ser los agresores los familiares de las víctimas, las mismas ya no quieren asistir a las terapias, eso es un factor en contra de la misma persona que sufre estos hechos”.

Agasajo a privadas de libertad

La Defensoría del Pueblo junto a otras instituciones realizó un agasajo para las mujeres privadas de libertad en su día, por lo que exigieron mejores condiciones de vida para ellas y para los hijos que viven dentro del penal de Morros Blancos.

“Conmemorando el Día de la Mujer,  nos hemos hecho presentes en el recinto de Morros Blancos para compartir con las privadas de libertad, compartimos un desayuno para identificar las necesidades”, dijo la delegada departamental del defensor del Pueblo, Carola Romero Pacello.

Sostuvo que la visita sirvió para identificar las necesidades básicas por las que atraviesan las internas.

Son 43 las mujeres que están reclusas en este centro penitenciario, sin dejar de lado a 12 niños que viven junto a ellas.

“Queremos conocer cuáles son las necesidades y conocer cuáles son las competencias en la generación de políticas públicas, debemos apoyarnos moralmente para lograr que las personas que viven de esta manera,  se rehabiliten”, refirió Romero.

Sostuvo que las internas aprovecharon la oportunidad para referir que se encuentran “olvidadas” por las autoridades, en ese sentido,  no tuvieron más alternativas que unir sus voces y pedir mejores condiciones para las privadas de libertad, coadyuvando de la mejor manera para su rehabilitación.

“Hay un retraso en el pago de los pre diarios en el penal de Morros Blancos, siendo con lo único que cuentan las internas, pero pese a conocer la situación,  las autoridades no trabajan en mejorar aquello, tomando en cuenta que pese a las equivocaciones que tuvieron,  también son mujeres”, puntualizó Romero. (eP).