MAR
OCT
24

Investigan a CNS por licitar compra de 54 ambulancias






11 octubre, 2017

ERBOL

La diputada opositora Shirley Franco inició una investigación al proceso de licitación lanzada por el gerente General de la Caja Nacional de Salud (CNS), Juan Carlos Meneses, para comprar 54 ambulancias en 79.758.000 bolivianos, con un presunto sobreprecio de 1.3 millones de bolivianos por cada unidad motorizada.

Franco sostuvo que ha podido constatar que el precio referencial para cada ambulancia tipo II y III,  llega a 1.7 millones de bolivianos, siendo que por información de la misma Caja en gestiones anteriores se compraron similares ambulancias a un precio de 400 mil bolivianos, es decir, hay una diferencia de 1.3 millones de bolivianos que deben explicar las autoridades de Salud.

Dijo que llama la atención este proceso de compra y por eso ayer formalizó una Petición de Informe Escrito (PIE) a la ministra de Salud, Ariana Campero, para que envié las especificaciones técnicas y el Documento Base de Contratación (DBC), además de antecedentes de similares procesos anteriores.

Diputada opositora Shirley Franco

La diputada lamentó que pese a las reiteradas intervenciones administrativas de parte del Ministerio de Salud, continúen produciéndose irregularidades en la Caja Nacional de Salud, motivo por el que ampliará su investigación para conocer resultados de la investigación a los actos de corrupción, porque hasta ahora las intervenciones solo fueron de un cambio de personal, pero no de malas prácticas.

De acuerdo a los datos oficiales, la Caja decidió, en septiembre pasado, dejar sin efecto la primera licitación pública CUCE – 16-0417-00-697009-1-1, que fue encaminado el 22 de noviembre de 2016 por el exgerente General de la entidad aseguradora, Mario Aramayo, para comprar 55 ambulancias Tipo II y 5 ambulancias Tipo III 4 X 4. El monto total presupuestado era en ese entonces 68.984.999 bolivianos.

No obstante, el actual gerente publicó el 22 de septiembre pasado a una nueva licitación, cuyos términos de referencia fue dispuesto por un grupo de médicos de la CNS y personal administrativo en un taller de evaluación, proceso en la que se encarece el precio de la adquisición en más de nueve millones y se reduce la compra de 60 a 54 ambulancias.

Erbol se contactó con la oficina de Relaciones Públicas de la Caja Nacional de Salud donde prometieron gestionar ante la Gerencial General una versión. Sin embargo al inicio del presente despacho, no se pudo conocer su posesión de esa autoridad.

Sin embargo de manera extraoficial se conoce que la CNS dijo a las empresas que si tienen observaciones, pueden presentar las respectivas impugnaciones, toda vez que a su criterio no existe ninguna irregularidad en el proceso de licitación pública que cumple con las exigencias de las normas internacionales.

“La CNS en la gestión de Juan Carlos Meneses anula la primera licitación y en la segunda reduce el número de ambulancias que se pretende comprar, pero paradójicamente eleva el costo de la compra en los llamados precios de referencia”, dijo Franco al justificar su PIE al gerente de la entidad aseguradora y a la ministra de Salud, Ariana Campero.

De acuerdo con la legisladora, las autoridades de la CNS hacen figurar en los documentos de la Licitación CUCE – 17-0417-00-780282-1-1, publicados en el SICOES (Sistema de Contrataciones del Estado) una serie de condiciones para los vehículos, eliminando Certificaciones y Calificaciones Internacionales como la KKK-A-1822F,válidas en cualquier parte del mundo, por el tamaño y dimensión respectivas.

Ante este panorama, la Autoridad de Fiscalización y Control del Sistema Nacional de Salud (ASINSA), a través de su Dirección Técnica de Fiscalización y Control Administrativo Financiero, viene realizando el relevamiento de información para la fiscalización de la Licitación Pública Internacional CUCE – 17-0417-00-780282-1-1Adquisición de Ambulancias tipo IIy tipo III, cuyo precio referencial es de 79.758.000 bolivianos.

Hace poco se llevó adelante la reunión de aclaración del proceso de licitación, donde diferentes empresas interesadas en dotar de ambulancias a la entidad aseguradora expresaron su incertidumbre y descontento por el supuesto direccionamiento de este proceso, que beneficiaría a una empresa chilena.

Asimismo, el ciudadano Rodrigo Gómez Sanz Guerrero presentó denuncia pública sobre este proceso de adquisición ante el ministro de Justicia y Transparencia, Héctor Arce Zaconeta, donde adjunta para constancia los documentos que evidenciarían una manipulación corrupta y abusiva del gerente General de la CNS, Juan Carlos Meneses y de las autoridades administrativas que publicaron un documento pre-acordado con un proveedor.

“Demando a su Autoridad, para el efecto, se sirva ordenar la Investigación y Aclaración de esta denuncia, que de comprobarse debe retirar y condenar a las autoridades de CNS por manejo corrupto de los bienes públicos”, señala la nota firmada por Sanz y entregada el 25 de septiembre pasado al ministro de Justicia