SAB
SEP
22

La cámara Gesell “es la prueba de oro” en Tarija






7 octubre, 2017

SAÚL CARDOZO/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico-octubre 07/2017) El sistema de cámara Gesell se ha transformado en una prueba fundamental para condenar delitos de abusos sexuales con niños víctimas en la ciudad de Tarija.

Sin embargo, el proceso es cuestionado, no solo por los abogados defensores,  sino por el resto de las partes involucradas,  cuando el resultado no se condice con las expectativas iniciales de la denuncia.

El Poder Judicial encontró en este tipo de procedimientos lo que consideran como “una prueba de oro”,  porque permite traer a discusión “datos guardados” en la memoria de los afectados y así, no volver a victimizar a las afectadas.

La cámara Gesell es un medio de prueba instrumentado en favor de las víctimas más vulnerables, que son los niños y adolescentes hasta los 17 años.

Es aplicada a los que han sido víctimas o testigos de delitos de todo tipo, pero sobre todo,  en casos cometidos contra la integridad sexual de los menores.

Con este método,  se evita que el juez y el fiscal del caso interrogue directamente al niño y pueda revictimizarlo.

“Es la principal fuente de prueba en casos de abusos sexual,  porque no hay testigos, son delitos entre paredes y la mayoría se producen en el seno de la intimidad del hogar”, sostuvo el director de la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia, Ramiro Pérez.

En el 90% de los casos, el agresor sexual es de la familia o allegado a ella y aprovecha la situación de contacto con el niño.

“Al no haber testigos, se debe reconstruir el hecho a partir de lo que pudo haber quedado en la memoria de la víctima”, explicó.

El relato, además va  acompañado de sensaciones y de ciertos datos que luego sirven para contrastar con el resto de las pruebas.

“La cámara Gesell no es la única prueba, pero es una de las principales para llegar a una sentencia”, indicó.

Pérez, mencionó que la cámara Gesell se constituye en una herramienta importante para la administración de la justicia, pues  a partir de la habilitación de la misma en las instalaciones de la Alcaldía, la mayoría de los casos fueron derivados a este sitio.

“Nos permite realizar las entrevistas en un ambiente adecuado, de acuerdo a los protocolos que establecen a nivel nacional y nos permite poner a conocimiento toda la información audiovisual en manos de las autoridades que  administren justicia”, añadió.

 

Estadística

18 denuncias ingresaron en septiembre, caso que fueron resueltos  con la utilización de  la cámara Gesell.

22  casos fueron atendidos en agosto,   11 en julio, 19 en junio, 18 en mayo, 15 en abril, 11 en marzo,  17 en febrero y  11 casos en enero.

“La  ley nos indica que todos los delitos contra la libertad sexual como violaciones, abusos sexuales, estupro y corrupción de menores, como la trata y tráfico deben ser realizados en la cámara Gesell”, dijo.

 

De cinco cámaras Gesell, solo dos las usan

En Tarija existen cinco cámaras Gesell, pero solo dos son usadas. El uso de estos lugares,  la realizan las autoridades de justicia, para no victimizar a las personas que sufrieron algún tipo de violencia, especialmente los niños y adolescentes.

Una está en el Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges), otra en la Estación Policial Integral del barrio Lourdes, dos en la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS), y una en la Secretaría de la Mujer y Familia de la Alcaldía.

 

Según la secretaria de la Mujer, Patricia Paputsakis Burgos, indicó que el usar las cámaras de otras instituciones, significa entrar en una red burocrática, pues tienen que enviar solicitudes, aspecto que significa tiempo, otro periodo para trasladarse hasta esos lugares.

“Las autoridades judiciales son las que pueden darle uso. Ya dos juzgados nos han pedido. Se han realizado las entrevistas. Pero también ingresaron cinco casos que se hicieron entrevistas e informes psicosociales”, comentó.

La Defensoría, en contacto y asumiendo el rol de defensa  de los niños, la cámara Gesell se convierte en una herramienta importante.

Por estos motivos,  el funcionario cree que  aumentará el uso de la cámara que tiene su institución.

El psicólogo de la Unidad de Víctimas de Violencia del Sedeges, Ángela Panique, indicó que evidentemente hay temporadas que no  usan la cámara Gesell, pero también hay épocas que ingresan solicitudes de uso.

En promedio, le dan utilidad unas dos veces al mes.

“Generalmente la solicitan cuando se hace la declaración anticipada de prueba, ahí se realiza la audiencia”, refirió.

“Como Sedeges cumplimos con todo los requisitos para ese tipo de audiencias se realice”, refirió.

La  Fiscalía y los juzgados son los que hacen los requerimientos.

En ciertas ocasiones,  son fijadas las audiencias con las cámaras Gesell, pero por diferentes circunstancias se suspenden, porque tiene que estar todas las partes involucradas y a veces, por distintos motivos fallan. (eP).

 

La cámara Gesell facilita la investigación

La cámara de Gesell es una habitación acondicionada para permitir la observación con personas. Está conformada por dos ambientes separados por un vidrio de visión unilateral, los que cuentan con equipos de audio y de video para la grabación de las diferentes entrevistas y declaraciones.

El usar las cámaras de otras instituciones significa entrar en una burocracia, pues se tiene que enviar solicitudes, aspecto que demanda tiempo y esperar una respuesta favorable. Es así que tener una en nuestra institución ayuda.

 

Cuándo es utilizada la  cámara Gesell

Una vez judicializada la denuncia de abuso sexual infantil es común escuchar que el niño es interrogado a través de la cámara Gesell.  ¿De qué se trata y por qué se utiliza?

“Estos delitos existieron siempre, el tema es que  fueron de muy difícil probanza, porque estamos hablando de una víctima menor, por un lado, y un adulto, por el otro”, añadió el psicólogo del Tribunal Departamental de Justicia, Raúl Gorena.

“La cámara Gesell es un instrumento para tomar el examen, aunque podría tomarse sin él. Se hace como una garantía para la víctima como el victimario, pudiendo presenciar toda la evaluación”, explicó el profesional e indicó que consta de dos habitaciones divididas por “un espejo de un lado y un transparente del otro”.

A cerca de cómo reaccionan los niños y adolescentes durante el proceso, contó que “a veces  se establece una buena comunicación entre el psicólogo y la víctima”, añadió.

Hizo conocer que del otro lado, pueden estar presentes “el fiscal, los psicólogos, los abogados, padres de familia y los peritos de ambas partes”, apuntó.