JUE
NOV
22
JUE
NOV
22

La muerte también se convirtió en un negocio






6 octubre, 2017

ÁLVARO POSTIGO/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico – Octubre 06/2017) Solo basta que alguien ingrese a terapia intensiva en un hospital, para que los agentes de las casas funerarias ofrezcan servicios a la familia de esta persona, aprovechando el mal ajeno para lucrar, situación por la el Viceministerio de Defensa del Consumidor pidió mayor rigurosidad en los controles en estos centros de salud.

Las fuertes repercusiones que causó el caso ocurrido en agosto, cuando una mujer de la tercera edad fue velada cuando aún se encontraba con vida en un salón de servicios fúnebres, en la ciudad de La Paz,  hizo que el Viceministerio de Defensa al Consumidor, inicie controles a todas las funerarias establecidas en el país, iniciando este trabajo en Tarija.

Desde esta instancia gubernamental refirieron que existen propietarios y funcionarios de funerarias que prácticamente se dedican a negociar con la “muerte”.

En ese sentido,  el Viceministerio de Defensa al Consumidor, pudo evidenciar que funcionarios y operadores de funerarias, ingresan a los centros de salud y hospitales,  donde proceden a ofrecer sus servicios, cerrando acuerdos con los familiares de las personas que se encuentran en una situación crítica o comprometida, donde su vida no está garantizada.

Sin que estas personas mueran,  el contrato por los servicios fúnebres ya está arreglado.

Por esta situación, el viceministro de Defensa de los Derechos del Usuario y Consumidor, Guillermo Mendoza Avilés, planteó que los gobiernos municipales prohíban el ingreso de promotores de servicios funerarios a los centros de salud y hospitales, para evitar que los enfermos terminales se sugestionen.

“Recomendamos a los gobiernos municipales del país que hagan cumplir sus ordenanzas o trabajen nuevas leyes para reglamentar el funcionamiento de los salones velatorios, además prohíban la instalación de funerarias cerca de centros de salud y evitar el ingreso de promotores de servicios fúnebres”, refirió el viceministro.

Indicó que pudieron comprobar incluso que existen  coches fúnebres que se estacionan en las afueras de estos centros médicos que causan una fuerte impresión a los pacientes convalecientes.

“Lamentablemente, hay una práctica no ética de muchas empresas funerarias, porque los funcionarios  ingresan a los hospitales disputándose el cliente”, reveló Mendoza.

Mendoza instó a los centros de salud a controlar a su personal, que en determinados casos alertan a las funerarias, cuando hay un paciente en etapa terminal, tomando en cuenta que la primera semana de agosto, fue reportado un caso de una persona de la tercera edad, que era velada viva, porque tenía una enfermedad incurable y cuyos familiares,  la llevaron a ese ambiente, aparentemente con el objetivo de que termine de fallecer.

“Los servicios fúnebres son muy necesarios para la sociedad, pero deben guardar una acción piadosa, no pueden disputarse clientes,  incluso cuando el enfermo aún tiene vida”, refirió.

El Gobierno indicó que mediante este viceministerio está verificando el cumplimiento de todas las especificaciones que están ofertando en los  paquetes que ofrecen de salones velatorios y entierros, pero además,  revisando los contratos pre- hechos y donde posiblemente haya “cláusulas abusivas”.

Este viceministerio está efectuando inspecciones a funerarias y salones funerarios del país para verificar los servicios que ofrecen, las condiciones de los ambientes, pero especialmente si cumplen con lo que ofrecen.

Controles en el San Juan de Dios

Por su parte,  el responsable de la sala de emergencias del hospital San Juan de Dios, Vladimir Velásquez, aseguró que dicho centro de salud rechaza toda actividad de oferta de servicios fúnebres, que se pretenda realizar en el interior de este centro médico.

Indicó que están realizando  los controles respectivos, para evitar que este tipo de actividades, sean realizadas al interior del hospital, control que es efectuado con el uso de cámaras de seguridad.

El funcionario de salud reconoció que existen promotores que rondan por inmediaciones del hospital,  quienes  estarían identificados, cuyo ingreso les está prohibido.

“Los controles afuera del hospital ya escapan a nuestras competencias”, acotó.

Explicó que la única forma en la que estos agentes pueden ingresar a este hospital, es en el caso del fallecimiento de un paciente y se presente por parte de la familia el acta de defunción.

“Recién ahí se les puede hacer la entrega del cuerpo, entonces,  en esos casos sí se permite el ingreso de los carros fúnebres”, declaro Velásquez.

Sobre funcionarios del mismo hospital que estén dando información a los agentes de estas casas funerarias sobre pacientes en situaciones de alto riesgo, dijo desconocer.

En complemento,  Velásquez indicó que no puede asegurar si es que existen  funcionarios del hospital que tengan contactos o sean los intermediarios, entre los familiares de una persona convaleciente y los oferentes de las funerarias, aunque esta posibilidad no quedo descartada; sin embargo, no existen pruebas que demuestren este extremo.

Los responsables del Viceministerio de Defensa al Consumidor en la ciudad de Tarija, al recibir la disposición de las autoridades nacionales iniciaron con los controles respectivos en las diferentes funerarias, para verificar cuál es  la oferta de sus servicios, si reúnen las condiciones necesarias y básicas para brindar este tipo de trabajo. (eP).

Defensa al Consumidor realiza controles en funerarias

La representante regional del Viceministerio de Defensa al Consumidor, Mónica Jurado Nery, informó  que en cumplimiento de la campaña nacional, en la ciudad de Tarija  realizaron una serie de operativos, donde fueron visitadas las funerarias establecidas en esta capital.

En las inspecciones pudo verificarse que solo cuatro funerarias establecidas  brindan el servicio de un salón velatorio, hallando falencias en las mismas.

En estos salones no existe una sala de descanso, tampoco hay baños higiénicos.

“No solo se hizo la verificación de los ambientes, también se realizó el control de la calidad de los ataúdes, como la revisión de los precios”, indicó la funcionaria.

Los propietarios de las funerarias fueron notificados para actualizar las licencias que tienen.

Otra de las irregularidades encontradas son los documentos que entregan a los clientes,  que en realidad no son contratos, sino proformas.

“También se les indicó que están prohibidos los preacuerdos con los centros de salud”. (eP).

Nota de apoyo

La ubicación de las funerarias

Otra de las situaciones que el Viceministerio de Defensa al Consumidor, es el tema de la ubicación de las funerarias, porque también estaría prohibida la instalación de ambientes fúnebres en cercanías de centros de salud.

En la ciudad de Tarija, pudo identificarse que existen funerarias que se encuentran a escasos metros de los hospitales, situación que no está permitida, según la normativa vigente.

El argumento de la normativa, es justamente para evitar algún colapso psicológico en los pacientes o en los mismos familiares por la impresión que estos centros puedan causar.

elPeriódico pudo comprobar que una funeraria se encuentra a 200 metros del mencionado centro de salud.

Situación similar ocurre con el  Hospital Obrero, donde se identificaron tres funerarias que se encuentran sobre la avenida Potosí, lugar donde está ubicado este centro de salud.

Por esta situación, el Viceministerio de Defensa al Consumidor pidió regularizar las licencias de estas casas funerarias, para dar cumplimiento a la normativa nacional, como a la municipal. (eP).

SACA PUNTAS

mas
SUMA

Posesionan a la nueva directiva del Consejo Municipal de la Mujer, encabezado por una mujer campesina, Marta Ovando.

RESTA

El único Banco de Sangre en el departamento de Tarija, trabaja con 36 funcionarios y del total de trabajadores, 10 cumplen funciones administrativas.