LUN
NOV
12
LUN
NOV
12

Gobierno acusa a Almagro y justifica pedido de reelección de Evo ante OEA






4 octubre, 2017

ERBOL

La comisión del Gobierno boliviano a la cabeza del Ministro de Justicia Héctor Arce y la presidencia de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, denunció formalmente este miércoles al Secretario General de la OEA Luis Almagro, ante la Comisión Permanente el organismo reunido en Washington, de asumir una posición de injerencia política y justificó el pedido de reelección indefinida del presidente Evo Morales, a través de un recurso presentado ante el Tribunal Constitucional.

Montaño señaló que el recurso planeado tiene dos propósitos fundamentales: el primero de buscar la declaratoria de inconstitucionalidad respecto a la limitación de la reelección por una sola vez, amparada en los artículos 26 y 28 de la Constitución boliviana, que establece que los derechos políticos son derechos fundamentales y amplios, y que la limitación del derecho a participar en comicios no puede ser coartado,  a no ser por causas de tomar armas en Fuerzas Armadas enemigas en tiempos de guerra, segunda, defraudación de recursos públicos y traición a la Patria.

Ratificó que el segundo objetivo es el control de convencionalidad de 4 artículos de la Constitución boliviana, solamente en lo referente al límite de la reelección de las autoridades que se encuentra en contradicción con los derechos humanos más amplios y favorables contenidos en tratados internacionales sobre derechos humanos.

Dijo que el artículo 256 de la Constitución señala que los derechos humanos reconocidos por tratados e instrumentos internacionales que declaren derechos más favorables, se aplicarán de manera preferente sobre la propia Constitución.

En ese marco la acción de inconstitucionalidad presentada, se ampara en el Pacto de San José de Costa Rica, ratificado por Bolivia del 11 de febrero de 1993, donde se obliga a los Estados a respetar los derechos y libertades reconocidos en ella, y a garantizar su libre y pleno ejercicio a toda persona que esté sujeta a su jurisdicción, sin discriminación alguna.

Asimismo el artículo 23 del Pacto consagra el derecho de participar en la dirección de los asuntos públicos directamente o por medio de representantes libremente elegidos. Dijo que esto coincide con el artículo 28 de la Constitución boliviana que permite el ejercicio del derecho a participar en comicios electorales de una manera irrestricta y amplia, lo cual fundamenta la acción de aplicación preferente de la Convención Americana sobre Derechos Humanos por sobre la Constitución.

Montaño explicó que el pedido de reelección se apoya en tres aspectos jurídicos. Primero. Es un mecanismo reconocido por la Constitución; segundo, su objetivo es ampliar el ejercicio irrestricto del derecho político y fundamental a participar en comicios electorales basado en la aplicación preferente de los 1, 23, 24 y 29 del Pacto San José de Costa Rica; y tercero, los criterios no son desconocidos en la práctica de países latinoamericanos y caribeños.

ALMAGRO “ALFARIFE DE GRUPOS RADICALES”

Por su lado, Arce rechazó los atropellos a la soberanía boliviana por parte de Luis Almagro, quien acusó de vulnerar varios principios constitutivos y el derecho internacional porque  no toma en cuenta que el Secretario General de la OEA, debe ejercer únicamente las funciones consignadas en esos principios, mandatos de la Asamblea General y los consejos.

Denunció que existen fuerzas políticas conservadoras y retrógradas, comprometidas con proyectos foráneos, asentadas en un fundamentalismo racial y encubierto, que iniciaron una campaña de desprestigio nacional e internacional sobre la acción de inconstitucionalidad.

Sostuvo que estos grupos, en su empeño de satanizar la imagen del gobierno boliviano  y “el sano objetivo del recurso”, señalan que el referendo del 21 de febrero de 2016, sería una decisión de cosa juzgada que hace inviable la acción constitucional. Aseguró que son dos cosas diferentes, porque el referendo fue una consulta que no fue aprobada y la acción interpuesta, busca ampliar todos los derechos políticos de todos los bolivianos en general.

Indicó que es inaceptable que estos grupos hayan encontrado en el Secretario General, a “un portavoz y lazarillo político de intervenir en asuntos internos” de Bolivia, como lo hizo a través de su cuenta twitter, donde le dice a Evo Morales que “deberá respetar la decisión popular que dijo no a la reelección y que ningún juez puede levantar el dictamen del único soberano: el pueblo.”

Arce manifestó que semejante acto de injerencia no será tolerada por el gobierno boliviano, porque ese mensaje viola la Carta de Organización de los Estados Americanos que descarta cualquier forma de injerencia.

Para el gobierno de Evo Morales, Almagro con su actitud colonial e intervencionista, se ha convertido “en un alarife de los grupos más radicales” de Bolivia” para atacar de manera vergonzosa e inaceptable a un gobierno legalmente establecido”.

“Por todo esto, el Estado Plurinacional de Bolivia denuncia formalmente la inconducta del Secretario General Luis Almagro que con su accionar se convierte en un claro exponente de intereses intervencionistas foráneos que dañan profundamente a la OEA”, declaró a tiempo de instar a Luis Almagro a retomar las normas conducta ética.

El jefe de Gabinete del Secretario General, Gonzalo Koncke, djio que la posición de Almagro con relación al twitter, responde a su responsabilidad de  velar por el cumplimiento de los principios democráticos