SAB
SEP
22

Los 7 trucos psicológicos para causar una buena primera impresión






2 octubre, 2017

INFOBAE

El primer encuentro con alguien, hasta entonces desconocido, genera estrés y cierta ansiedad inevitable. Qué hacer, qué decir, cómo comportarse para causar una buena impresión desde un comienzo. Durante años, distintos estudios científicos indagaron en la cuestión. Determinadas acciones llevan a una cercanía instantánea.

1. Copiar a la otra persona

En 1999, los investigadores de la Universidad de Nueva York documentaron el “efecto camaleón”, que ocurre cuando las personas imitan sin voluntad el comportamiento del otro. En un estudio de 72 hombres y mujeres que comenzaban a trabajar en pareja, había ciertos infiltrados de la Universidad. Ellos imitaban al otro participante. Al final de la interacción, se demostró que el mimetismo facilita el agrado entre pares.

2. Elogiar a un tercero

El fenómeno se llama transferencia de rasgos espontáneos. Las personas asocian los adjetivos que se usan para describir a otro con la personalidad de uno. Un estudio publicado en el Journal of Personality and Social Psychology encontró que este efecto se produce incluso cuando la gente sabía que ciertos rasgos no caracterizaban en realidad a las personas que habían hablado de ellos. Es decir, al describir a alguien como amable, también será visto como amable.

3. Mostrar emociones positivas

De acuerdo con un trabajo de la Universidad de Ohio y la Universidad de Hawai, las personas pueden experimentar una suerte de contagio emocional, pueden experimentar las sensaciones de quienes los rodean. Los autores explicaron que la imitación del comportamiento se replica también en el ánimo personal.

Mostrar sensaciones positivas conduce a un contagio emocional

Mostrar sensaciones positivas conduce a un contagio emocional

4. Revelar defectos personales de vez en cuando

Elliot Aronson, de la Universidad de Texas, analizó cómo simples errores afectan en la percepción general. Le pidió a estudiantes de la Universidad de Minnesota que escucharan grabaciones de alumnos que rendían un examen oral. Cuando respondían bien al cuestionario, pero, por ejemplo, tiraban una taza de café al final de la prueba, eran calificados en niveles más altos en simpatía.

5. Contacto casual

Leves contactos, sutiles y naturales como tocar un brazo o la espalda al momento de un saludo, pueden generar calidez. Un estudio francés así lo demostró. Distintos jóvenes se ubicaron en las esquinas. Debían entablar una conversación con mujeres que pasaban por allí. Los participantes tuvieron el doble de éxito, al iniciar un diálogo, cuando rozaron ligeramente los brazos de la mujer mientras hablaban con ellos en vez de no hacer nada.

6. Contar un secreto

La auto-revelación es una de las mejores técnicas para construir relaciones. Un estudio de distintas universidades estadounidenses acercó a estudiantes y les dieron 45 minutos para conocerse. Al primer grupo se lo instruyó para hacer ciertas preguntas personales como: “¿Cómo es la relación con tu mamá?”. A otros se les pidió que tuvieran charlas livianas sobre fiestas y hobbies. Una vez finalizado el experimento, los participantes del primer grupo informaron sentirse mucho más cerca uno del otro.

7. Que hablen de sí mismos

Hace cinco años, investigadores de Harvard descubrieron que hablar de sí mismos puede ser tan gratificante como la comida, el dinero y el sexo. En el estudio se demostró que los participantes que narraron sus opiniones y experiencias personales registraban mayor actividad en las regiones cerebrales asociadas con la motivación y la recompensa. Es decir, dar espacio a que el otro comparta historias fortalece un vínculo.