MAR
SEP
18

Rodrigo Paz fue advertido del peligro por rotonda del mástil






18 septiembre, 2017

Redacción Central/Bolinfo/Tarija

(elPeriódico-septiembre 18/2017) Los trabajos de ejecución avanzan lentamente, pero continúan, así la rotonda donde será emplazado un gigantesco y millonario mástil no solo le costará unos Bs 5 millones  a Tarija, pues también  le puede costar un alto riesgo de accidentes de tránsito por las observaciones referidas de los colegios de profesionales e incluso, de un informe de la misma Alcaldía.

El informe al que tuvo acceso elPeriódico es de la Secretaría de Movilidad Urbana que hace un análisis de la citada obra, en base a las propuestas de las empresas consultoras que efectuaron los diseños.

Este informe fue realizado por la Dirección de Planificación, dependiente de la citada Secretaría, que en ese entonces encabezaba, Rodrigo Figueroa Villalba.

El exsecretario avala dicho informe y lo remite al supervisor del diseño de la Alcaldía, Gylmar Fernández.

El nombre de la costosa obra es de “Hito de Promoción Turística en el Distrito 7” de la ciudad de Tarija.

La conclusión del informe técnico de la Dirección de Planificación encabezada por María Antonieta Rueda Mogro, quien anteriormente fuese oficial mayor de Ordenamiento Territorial, hace entrever los peligros existentes, especialmente para los peatones de realizarse  como está prevista.

“El diseño presentado sugiere o hace una invitación subliminal al peatón a ingresar dentro de la rotonda como a las isletas adyacentes, por el uso de las texturas”, señala el documento.

Detalla que las aceras están al borde de las avenidas, “siendo este concepto de muy alto peligro para el peatón”, describe.

“Se sugiere buscar un diseño que se adapte a las necesidades y a las dificultades que se han planteado en el tema de peligrosidad, de circulación vehicular de alto tráfico”, recomienda el informe que se basa en tres diseños presentados por la consultora Tranter  para esta obra.

Las observaciones concuerdan con las realizadas por el Colegio de Arquitectos que también indica del peligro de hacer un monumento turístico en una rotonda, cuyo fin es descongestionar el tráfico vehicular.

“Bajo este concepto entendemos que los vehículos pasan  a gran  velocidad y no son unos cuantos, sino muchos,  porque son vías para descongestionar el tráfico, entonces,  esta rotonda no será un lugar accesible para un punto turístico, será muy peligroso para los peatones”, argumentó el arquitecto, Hugo Borda Villena.

La Plaza Cívica que pretende construir la Alcaldía en la rotonda de la ex Parada al Norte, colinda con las avenidas de mayor tráfico vehicular de la ciudad de Tarija: Circunvalación, Integración y Panamericana.

Una zona donde los vehículos imprimen altas velocidades, y en la cual cruzar se ha vuelto una odisea.

Es ahí donde pretenden emplazar unos  de los monumentos cívicos más grandes y costosos de la historia de la ciudad de Tarija.

El mástil será de unos 40 metros, unos siete más que el edificio de mayor tamaño de la ciudad, mismo que sujetará una gigantesca bandera rojiblanca que se convierta en el hito más importante de este municipio.

Alrededor de este mástil, pretenden construir jardines, ciclo vías y otros atractivos turísticos, aunque la pregunta de los profesionales es ¿Cómo llegan los turistas a este lugar? Pues cruzar las vías mencionadas parece una misión imposible.

La obra finalmente fue adjudicada a la empresa Arce Lema y Asociados y está siendo ejecutada, mientras que el secretario que presentó este informe que cuestionaba el proyecto fue removido.

Alcaldía realizará modificaciones

La respuesta de la Alcaldía a la crítica de los profesionales no se dejó esperar, fue el mismo alcalde, Rodrigo Paz Pereira, que confirmó que la ejecución de la obra continuaría, pretendiendo inaugurarla el próximo 15 de abril.

En tanto, el secretario de Obras Públicas, Rodrigo Ichazo Castellanos,   dijo que hay alternativas técnicas para viabilizar una buena circulación vehicular, como ser espacios para que el peatón sea priorizado con semáforos, la modificación de las estructuras como de las áreas verdes.

El alcalde explicó que esta obra es parte de un “mega proyecto” turístico que incluye una serie de atractivos que conforman una ruta, apostando por esta industria.

Los vecinos del Distrito 7, se oponen a esta construcción, indicando que existen otras prioridades en la zona como la apertura de vías, la puesta en funcionamiento del hospital de segundo nivel y la dotación de agua.