DOM
SEP
23

TARIJA Y SU MALA HORA





16 septiembre, 2017

Un buen amigo en su cuenta de Facebook se lamentaba por las tragedias que vive Tarija, primero el incendio en la serranía de Sama y después entre sus autoridades… sano lamento que refleja el sentir de la mayoría de los tarijeños que con decepción y dolor vemos que, por momentos, no encontramos la salida de este laberinto en el que nos hemos sumergido por la codicia del gas, el dinero y el poder. Tal vez nuestra región, nunca en su historia vivió un momento de semejante desencuentro, división y resentimiento como ahora.

A nivel municipal presenciamos una disputa de lo más encarnizada entre un ex alcalde y el actual… antes, aliados, yunta, equipo… hoy, enemigos, separados, en guerra… una novela que se escribe cada día con mas tinta roja, en la que los restos de un acuerdo vuelan peligrosamente con el riesgo de cortar la cabeza de alguien o tal vez de ambos. Para colmo, una autoridad en contra ruta de las necesidades de la gente y que no escucha lo que quiere y pide, el descontento aumenta y se escuchan voces que piden cambio.

El gobernador que en la medida que se va quedando solo, se genera mas frentes gratuitamente y se va debilitando ante los ojos de la gente, que solo utiliza su sentido común, queya discierne qué está bien y qué no, qué de lo que está haciendo esta bien o esta mal…y hoy, hasta quienes antes lo apoyaban, le van dando la espalda paulatinamente. Los problemas con sus ex-aliados de Camino al Cambio en la Asamblea Departamental lo han llevado a olvidar al Movimiento al Socialismo (MAS) y asumir, casi como fijación, una pelea dura en contra de Mauricio Lea Plaza y Ma. Lourdes Vaca. Para colmo la tirante relación con los subgobernadores y los alcaldes por mas recursos, ponen la guinda sobre el helado.

Las malas decisiones del Comité Cívico, tomando parte en disputas políticas internas cuando debía ser quien medie y convoque y asuma un liderazgo perdido por esas autoridades en conflicto, un movimiento cívico que entra en la disputa personal de otros y pierde de vista la Tarija auténtica.

La distancia con el Chaco que se hace cada vez mayor, que crece y se vuelve irreversible, discursos encendidos anunciando la división y ninguna voz peleando por la integración, los cívicos simplemente borrados en este escenario en el que sí deberían estar, para esto no hay marchas ni se queman muñecos, ¿qué calculan, por qué ni actúan, a quién no le conviene o quién le dice qué hacer y cuándo hacerlo?… triste y mortal sometimiento.

Tarija ha entrado en una peligrosa vorágine que amenaza con destruirla moralmente, la lucha por quien tiene el poder los próximos 10 o 15 años ha logrado que se pierda la noción de región, como pensando que el pueblo les permitirá darse el lujo, que se les dejará pasar, ya no se hace diferencias entre los hoy opositores u oficialistas, la gente los va poniendo a todos en la misma canasta, los quiere y ya los tiene juntos…qué hará con todos es todavía un misterio, tal vez Ud. ya lo sepa o tal vez ya sepa que haría Ud. si estuviera en sus manos.