MIE
SEP
26

La era de la petroquímica inicia en Cochabamba con planta de urea






14 septiembre, 2017

Jesús Vargas Villena/Bolinfo/Bulo Bulo

(elPeriódicodigital-septiembre 14/2017) 

A 31° grados de temperatura, pero con una sensación térmica por encima de los 35°, se dio inicio en el trópico cochabambino a la denominada era de la industrialización de la petroquímica en Bolivia con un acto realizado al exterior de la planta de urea y amoniaco.

Esta planta está ubicada en el municipio de Entre Ríos, en Bulo Bulo, en la provincia Carrasco a 280 kilómetros de la ciudad de Cochabamba.

Este sitio fue elegido para erguir la primera planta petroquímica. Desde Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) informaron que con esta planta Bolivia dejará de importar 21 mil toneladas de urea.

La urea granulada es parecida a un grano de soya y mide de 2 a 4 milímetros de diámetro que será utilizada como fertilizante al suelo para proveer nitrógeno a los cultivos de arroz, soja, maíz, papas, girasol, trigo, caña de azúcar, y otros en beneficio del agricultor.

La fábrica fue construida por la empresa Samsung Engineering Co.LTD. que proyecta producir 506 mil toneladas métricas en el primer trimestre de operación. El máximo nivel de producción es de 2.100 toneladas métricas de urea al día.

En el mercado interno estará a la venta en todos los departamentos a partir de octubre.

Esta planta usará gas tarijeño, demandando un consumo de 50 millones de pies cúbicos por día y un consumo de agua de 140 litros segundo por día.

El costo de esta planta es de 800 millones de dólares con una inversión del Banco Central de Estado.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

Los 783 estudiantes y plantel docente de la unidad educativa Esteban Migliacci, mediante la actividad del teatro están organizando un festival en el que revaloricen los valores de la familia.

RESTA

Cortes de energía eléctrica, inundaciones y semáforos quemados dejaron las primeras lluvias de la temporada, mostrando una ciudad que no está preparada para ninguna eventualidad climatológica, pese a las experiencias anteriores que debieron servir para tomar previsiones a las instituciones responsables.