SAB
NOV
17
SAB
NOV
17

Gobierno prevé una inevitable derrota política de Achacachi






10 septiembre, 2017

INFOBAE

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró este domingo que el conflicto de Achacachi a la cabeza de Felipe Quispe, ha perdido fuerza y se conduce a una inevitable derrota política, porque sus comunidades se han desconectado y optaron por retornar a la normalidad.

La autoridad considera que esa movilización se reduce a un bloqueo en la zona Playa Verde, cerca de la tranca de Vilaque y la vigilia de mujeres en La Paz al frente de las instalaciones del Ministerio Público, y que el resto de las comunidades se han desconectado de los dirigentes del conflicto.

Dijo que la movilización no goza del apoyo ni de la simpatía de la provincia Omasuyos, donde los Ponchos Rojos desautorizaron a  Felipe Quispe, ratificando la fisura entre la gente del campo y la población de Achacachi.

“La movilización se restringe a algunos dirigentes y políticos desocupados en la localidad urbana”, manifestó al señalar que una movilización para que sea contundente,  debería afectar a la población económica, generar zozobra e inseguridad y por eso se abrazaba la idea de afectar la provisión de agua.

Romero identifica que detrás de la movilización, están algunos sectores de la oposición que pagan a encapuchados en una movilización de carácter política. Sin embargo descartó que se pueda convertir en una demanda regional o nacional, porque se desgasta  cada vez más.

Dijo que los transportistas, a pesar que están molestos, utilizan vías alternas, aunque admitió que durante tantos días de conflicto, se ha afectado el trabajo productivo de las comunidades y el comercio de Achacachi que fue sometido a un régimen de “estado de sitio”, porque sus transacciones económicas tuvieron que hacerlo a escondidas.

Romero sostuvo que Felipe Quispe “ha engañado al pueblo de Achacachi y lo ha conducido a una previsible derrota política y una profunda pérdida a los actores locales.