VIE
SEP
21

1.100 emisoras de radio y TV lograron cumplir la migración






6 septiembre, 2017

 

ERBOL

La Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) informó que 1.100 emisoras de radio y televisión lograron cumplir con el trámite de migración de sus frecuencias al régimen planteado por la Ley de Telecomunicaciones.

El plazo para la migración terminó el 31 de agosto, después de una ampliación que fue promulgada el año pasado por el presidente Evo Morales.

El director de la ATT, Roy Méndez, indicó que el proceso de migración comenzó en 2013 y que en 2016 se le dio un nuevo impulso, tras acuerdos logrados con la Asociación de Radiodifusoras de Bolivia (ASBORA) y Teledifusoras Unidas.

Señaló que, en el marco de este proceso, en total se presentaron 1.412 solicitudes  a la ATT, de las cuales 106 emisoras pidieron la revocatoria de su frecuencia, 1.100 lograron completar la migración y 206 no cumplieron los requisitos.

De los 1.100 que lograron la migración, 127 son radios AM, 615 son FM, 14 corresponden al OC (onda media) y 344 son de televisión.

Méndez precisó que entre 2013 y 2016 sólo lograron la migración 360 emisoras y que en último año se completaron más de doble de esa cifra: 740 migraciones.

Explicó que ahora procede la revocatoria a las 206 emisoras que no cumplieron sus trámites. Anticipó que para el futuro se establecerá cuánta disponibilidad habrá para poner de nuevo en licitación  y en concurso de proyectos las frecuencias comerciales y sociales, respectivamente.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El Colegio de Comunicadores Sociales de Tarija ya tiene su personería jurídica y está organizando la elección de sus dirigentes. En buena hora la organización de los profesionales en el área de la comunicación, desde donde puedan normarse las reglas éticas para los profesionales no solo de los medios de prensa, sino también de las instituciones públicas como privadas.

RESTA

La respuesta esquiva de la Dirección de Ingresos Municipales respecto a la falta de controles a las tiendas que ofertan productos de contrabando, desligando toda responsabilidad, cuando es una realidad palpable en el centro de la ciudad como en diferentes barrios de la capital.