MIE
SEP
19

La habitación misteriosa en el caso Mariscal






2 septiembre, 2017

REDACCIÓN CENTRAL/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico-Agosto02Septiembre/2017)
¿Qué resolvería el caso Mariscal? Los resultados de las pericias que nunca fueron realizadas  por parte del Ministerio Público o la habitación misteriosa, a la que no dejaron entrar el día del allanamiento a la casa de la familia de Gabriela Torres.
La Fiscalía imputó a Torres  como posible autora del crimen del periodista.
El abogado  de la familia Mariscal, Tamer Medina Hoyos, en entrevista con  elPeriódico, aseguró que existieron una serie de  irregularidades en la investigación como movimientos sospechosos que hicieron perder las piezas claves para armar el rompecabezas en este caso.  Medina lamenta que el Estado se encargó de “cerrar el caso”.
“Es una mentira -que el caso esté abierto- , es una salida que da la Fiscalía ante la interpelación que hace la prensa por decir que están haciendo algo, dicen que lo buscan en el extranjero, qué elementos, qué pistas o indicios existen, es algo estúpido que piensa que la gente es así…nos quieren ver la cara de estúpidos, no solo a la familia, sino a todos los tarijeños”, reprochó Medina.
Para el abogado,  este caso se dirige hacia la “impunidad total”, porque el Estado, ni siquiera revisa la causa, ninguna instancia establece ni una investigación mínima. “Esto, por la negligencia de los fiscales anteriores”.
“Se han corrompido las únicas pruebas de las actuaciones de investigación, que podrían haber dado con la verdad. La justicia se ha encargado de direccionar a la nada la investigación”, lamentó el defensor.
Tres elementos importantes
La familia de Mariscal considera que tres elementos importantes en las pericias no fueron realizados. Uno de los elementos es la comparación genética con luminol, un químico para detectar rastros de sangre, por más que el lugar hubiese sido aseado.
Los peritos nacionales que llegaron para aportar en la investigación de este caso, encontraron trece manchas de sangre,  cuyas muestras fueron contaminadas al ser llevadas al laboratorio forense, según explicó Medina.
Otro elemento importante es la pérdida de información de los teléfonos celulares de los principales imputados del caso, quienes habrían intercambiado más de sesenta mensajes en el día de la desaparición de Cristian.
“Se solicitó la pericia de rescate y transcripción de los mensajes de textos, nunca se hizo, al punto de que los celulares se perdieron”.
El tercer elemento es la pericia de revenido genético, que no fue realizada al jeep de Mariscal, mismo  que fue reconocido por el padre del periodista desaparecido.
El jeep fue reconocido por el padre al ver las soldaduras efectuadas por el hermano de Cristian.
Dora Calvimontes  a quien visitó el equipo de prensa de elPeriódico, comentó que en el día del allanamiento a la casa de Torres,  la familia de esta mujer, se negó  a dejar pasar a los investigadores a una habitación, donde presumen  estuvo el cuerpo de Mariscal.
“Al principio no querían dejar entrar a una habitación, se oponían, la Fiscalía tampoco nos dejó pasar, solo vieron de afuera, decían que era de un inquilino”, recordó la madre.
La familia insistió, pero la negativa fue tajante. “Insistíamos, pero decían que no se puede, supongo que  tenían alguna copia de llave”, remarcó.
El fiscal departamental,  Gilbert Muñoz Ortiz, con respecto al caso, arguye que la causa  está en la Policía Internacional (Interpol), pero no confirmó si el proceso sigue abierto o no.
“Se tiene de manera conjunta de una persona desaparecida, estando activa la notificación amarilla con la Interpol para su búsqueda.  Esta activad  es de tiempo ilimitado”, aseguró.
Al jeep de Mariscal, que todavía no había terminado de pagarlo, le cambiaron el chasis y el motor,  además del parabrisas. Estos  detalles hubieran dado más pistas de este caso.
“Al auto le hicieron una pericia  que ya no se hace, obsoleta, por eso ahora la familia Mariscal retomará con fuerza las investigaciones”, afirmó Medina.
Huellas de mano
María Mariscal, hermana de Cristian, también se alertó de la posible investigación que hacía por drogas, y eso, puede ser que  le costara la vida. También alertó que existían huellas de mano como manchas de sangre en la casa de Torres.
“Siempre los fiscales nos recibían de toda forma, todo salía de nuestra cuenta, hemos buscado  a Cristian hasta que se fue. Nos despistaron, se perdieron las pruebas de manchas de sangre como una  forma de mano que había en la pared del patio de la casa de su expareja, cerca de la lavandería”, recordó la joven.
La familia tiene la hipótesis de que Cristian encontró a  Torres con Grover Carranza, el segundo imputado en este caso,  generándose una pelea, pues Mariscal había salido por largo tiempo con Gabriela, estando hasta ese día enamorado de ella.
Tras esta pelea pasional, muere Cristian, siendo realizado posteriormente un pacto de silencio para ocultar el cuerpo,  de manera que nunca se conozca la verdad del hecho, según la hipótesis de los familiares de la víctima.
“En esa casa no querían que se revise todo, ni ese cuarto, nos dirigían, decían en este lado sí, en este lado no”.
María dijo estar decepcionada del Ministerio Público. “No se tiene conocimiento de qué fiscal está haciendo seguimiento a la búsqueda de la Interpol, vamos a tener que ir hasta Chuquisaca  para que nos digan qué ocurre”, refirió.
La familia decidió retomar desde este lunes cuatro de septiembre el caso, anunciando  movilizaciones,  optando por buscar ayuda internacional.
Medina agregó que  responsabilizarán al Estado  ante la Convención Interamericana de Derechos Humanos por este caso sin resultados.
Nota Apoyo
Dora Calvimontes
“Prometí no cocinar nogada mista, que era su plato favorito”
La habitación donde pernoctaba y tenía la idea de hacer su departamento Osvaldo Mariscal, fue pintada por orden de su madre,  Dora Calbimontes, porque le trae  fuertes recuerdos.
La mujer juró no cocinar el plato típico de Potosí, nogada mixta, un platillo que preparó el 16 de enero de 2014 por última vez, como celebración del cumpleaños de su hija María. Tres días después, desapareció Cristian.
“El 8 de agosto iba a cumplir 33, ese día fue muy triste, no se imagina como lo vivo, me la pasé llorando, cada día es lo mismo”, dijo sollozando.
Contó que a Cristian  le gustaba un plato que ella juró nunca más cocinar. “La nogada mixta con maní le di eso tres días antes que desaparezca”.
Aquel  sábado 19 de enero de 2014, salió de su casa con una camiseta de color celeste y un pantalón negro.  “Nunca más lo vimos”, lamentó.
Calbimontes se resigna a encontrar a su hijo sin vida, pero también sueña con verlo vivo.
Piensa que si está vivo, debe estar  sufriendo de hambre, por lo que espera hallarlo y terminar de una vez con este martirio.
“No creo que esté haciéndome sufrir, porque él siempre me decía dónde estaba,  me decía ‘mami,  voy a   apagar mi teléfono,  no te vas a preocupar’, o cuando viajaba”.
Por estas experiencias, ella está  segura que Cristian está muerto. “Él  tenía muchos proyectos, de crecer más en su profesión que le gustaba, y quería que todo lo malo que ocurra se sepa”, explicó.
Durante el tiempo que desapareció Mariscal, aseguró que hicieron una serie de gastos  e incluso vació  la tienda que tiene en su casa.
Debía comprar agua y refresco para quienes le ayudaban a buscar a Mariscal, dirigiéndose a sitios donde nunca lo encontrarían.
El Apunte
“No es extorsión, el crimen es pasional”
En el tiempo que Mariscal era buscado,  existieron una gran cantidad de hipótesis, como la probable extorsión que hubiera hecho a un político para beneficiarse de algún monto de dinero.  Esta teoría para la familia es una “ofensa”, porque Cristian  no tenía recursos económicos.
“Si Cristian hubiera extorsionado o cobrado para que se publique alguna noticia, no se hubiera prestado dinero de dos cooperativas,  donde incluso uno de sus colegas está pagando todavía la deuda”.
“A pesar de que fuimos a entrevistarnos con el gerente para que nos condonen la deuda,  no quisieron porque son muy rígidos”, lamentó Medina.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El presidente de la Cámara de la Construcción, Marcelo Romero Llanos, informó que en un acuerdo con el rector de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho, Gonzalo Gandarillas Martínez, los constructores apoyarán a los estudiantes que asisten a esta universidad con pasantías e intercambio de servicios.

RESTA

Siguen registrándose incendios por la quema indiscriminada en el área rural o los denominados chaqueos, pese a las experiencias vividas que incluso nos dejaron luto.