DOM
NOV
18
DOM
NOV
18

Mujeres de Achacachi instalan vigilia frente a San Pedro tras gasificación






28 agosto, 2017

ERBOL

Dos horas después que el viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, asegurara que la instrucción a la Policía Boliviana es reguardar la integridad física de mujeres y niños evitando el uso de agentes químicos, efetivos poilciales gasificaron una marcha de mujeres de Achacachi que decidió instalar a partir de este lunes, una vigilia frente a la cárcel de San Pedro, exigiendo la libertad de su líder vecinal, Esnor Condori, que guarda detención preventiva por los violentos hechos de febrero.

La columna de mujeres bajó desde la cuidad de El Alto, pasando por el centro de la ciudad y llegó hasta las calles que conducen a la plaza San Pedro, donde forcejaron con efectivos policiales quienes activaron agentes químicos, para repeler la intención de las marchistas de entrar a la plaza, dentro el actual conflicto liderado por Felipe Quispe “El Mallku”, quien reorganizó una serie de bloqueos de camino en la provincia Omasuyos de La Paz.

Quiroga aseguró haber instruido a la Policía Boliviana “que evite la confrontación,  de que no se haga uso de agentes químicos” en resguardo de la integridad física de mujeres y niños, porque no se puede permitir que estas personas vulnerables se vean afectadas.  Sin embargo no fue así, ya que en el forcejo se lanzaron gases que indispuso a varias mujeres marchistas.

Si bien este grupo no pudo ingresar, otra columna de marchistas logró acceder a la plaza, donde se apostó en señal de protesta que según, la señora Lidia Quispe “se quedarán en vigilia permanente”. De hecho algunas marchistas llegaron cargadas de camas y otros cobijos para incluso pernoctar en la plaza de San Pedro.

“Nos vamos a quedar hasta que suelten al Esnor, también pedimos el diálogo con el Gobierno allá en Achacachi. Hemos venido decididas hasta que lo liberen y den garantías a los dos dirigentes que tienen detención domiciliaria.”, declaró la señora Quispe, a tiempo de señalar que mujeres y niños fueron gasificadas “sin  piedad” por la Policía.

Manifestó que llegaron a La Paz cerca de 5.000 mujeres ya que el gobierno no quiere dialogar con los hombres y por ello buscan un acercamiento con la primera o segunda dama de la nación. “Lo queremos al gobierno y a los ministros allá, porque aquí nos reciben con gas. Vamos a permanecer hasta la liberación inmediata de Esnor”, acotó la mujer.

Explicó que el conflicto surgió porque el alcalde Edgar Ramos no quiso rendir cuentas, tras las denuncias de que “se ha robado plata” de las arcas municipales y la Fiscalía de La Paz ni siquiera ha investigado la denuncia por corrupciòn ni los hechos de febrero, cuando se produjeron enfrentamientos y saqueos a los negocios particulares, de parte de allegados al alcalde Ramos.

El dirigente cantonal de Achacachi,  Rolando Sirpa Flores,  dijo que la población de Achacachi está dolida con el gobierno porque ha protegido a un alcalde corrupto y se ha develado que “todo alcalde del MAS es corrupto y busca lo división de las organizaciones sociales”.

En torno a la propuesta de revocatoria de mandato, señaló que es un juego y por eso exigen la renuncia del alcalde Edgar Ramos. “Nosotros somos ponchos rojos originarios, no somos vestidos”, declaró Sirpa al anunciar que a medida que pasan los días, se suman más comunidades y anunció que desde mañana habrá bloqueos en las 20 provincias de La Paz.

Aseguró que ya tienen el respaldo de otras organizaciones de Oruro, Potosí, los Yungas de La Paz y del transporte interprovincial que suspendería el servicio desde mañana, sabiendo que habrá bloqueos hacia la carretera de Oruro, Laja, Copacabana, Yungas, al margen de la ya existente en San Ana y la zona de Vilaque en la provincia Los Andes.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La oficina del Defensor del Pueblo, la Armada Boliviana y otras instituciones de Bermejo se sumaron este fin de semana a la campaña nacional contra la trata y tráfico de personas.

RESTA

Es lamentable que el olvido y la dejadez hayan llegado al bosquecillo de Juan XXIII, al ser un espacio pintoresco en otros tiempos que  luce hoy desdibujado en relación a la imagen que tenemos grabada en la retina.