SAB
SEP
22

Entre la magia y la realidad, cómo es el mundo de los cosplayers






28 agosto, 2017

Niños, adolescentes y adultos, este es el público que abarca el mundo de fantasía de los cosplayers, la versión abreviada de “costume play”, que significa juego de disfraces. Quienes se dedican a esto de manera profesional o amateur usan disfraces y distintos tipos de accesorios para representar a un personaje.

Las “figuras” a imitar pueden ser de videojuegos, películas, manga, comics o animé. En este mundo no es extraño que representen a su género opuesto, si son hombres se personifican como mujeres y viceversa. Sus disfraces pueden ser personas, animales u objetos inanimados que por medio de la creatividad se vuelven mucho más reales.

En la actualidad puede considerarse como una subcultura ya que aquellos que forman parte de este grupo buscan representar una idea o encarnar a algún personaje por medio de vestimentas extravagantes, pero también interpretan y se sumergen en un rol determinado. Se sumergen y actúan como dicho sujeto y copian movimientos, gestos o una forma de hablar en particular.

Quienes practican cosplay están presentes en los grandes eventos vinculados al cómic

El concepto de cosplay surgió en la década de los 70 en los “comic markets” de Japón. En dichos encuentros muchas personas comenzaron a asistir con disfraces y con el tiempo esta tendencia se popularizó y se extendió en todo el mundo, llegando a distintos ámbitos.

En las convenciones de animé, enseñan sus trabajos, desfilan y también exponen sus interpretaciones en el escenario

Los japoneses le dan una gran importancia y trascendencia. Existen discotecas en las que los jóvenes asisten con su vestimenta y se comportan como sus personajes favoritos. También hay locales de ropa dedicados a la venta de disfraces, artículos y accesorios para crear dichos disfraces.

Nikita Cosplay, Electric Ladelle Cosplay, Jannet Sorekage, Narga Lifestream, Eressea Sama, Yesta Sensei, Lyz Brickley, Jessica Nigri, Lisa Lou Who, Sweet Little World y Tieu Phuong, son algunos de los cosplayers más famosos y cosechan cientos de miles de seguidores en las redes sociales.

En nuestro país, es un fenómeno que crece a pasos agigantados y que poco a poco va entremezclando en distintas áreas. Finales de torneos, copas o convenciones suelen ser los eventos que aglutinan y congregan a esta “subcultura de la personificación”.

Peyton Riley’s representando a Harley Quinn de la película “Suicide Squad”

Peyton Riley’s representando a Harley Quinn de la película “Suicide Squad”

Alba es una de esas personas, pero casi nadie la conoce así. Peyton Riley’s Costume Parlor es su apodo o nickname y reconoce que esto es algo que les fascina y que le quita el sueño: “Es una vida bastante movida, hay veces que uno tiene que estar toda la madrugada cociendo, arreglando cosas, pegando. Pero cuando hay que llegar hay que llegar, eso no importa”.

“Los fans siempre tienen más pasión cuando te ven, se emocionan. Eso es lo que más te llena al momento de hacer un cosplay, te sentís realizado. Jugar es una motivación extra para poder copiar correctamente”, finalizó.