JUE
SEP
20

Pedro Lozano (1687-1752)






20 agosto, 2017

Nació en Madrid el 16 de septiembre de 1687. Ingresó en la compañía de Jesús, en diciembre de 1711. Probablemente llegó a tierras del Plata hacia 1717, se radicó en Córdoba, en 1730 fue designado cronista de la Compañía, cargo en el que sucedió al padre Diego Lezama.

En la Universidad de Córdoba enseñó filosofía y Teología. Compuso varias obras de carácter geográfico e histórico. La más notable es su “Descripción Corográfica del terreno, ríos, árboles y animales de las dilatadísimas provincias del Gran Chaco Gualamaba y de los ritos y costumbres de las innumerables naciones bárbaras e infieles que la habitan”.

Contiene muchos detalles etnográficos sobre los pueblos del Gran Chaco, así como descripciones hidrográficas, un estudio sobre la calidad de las tierras, numerosos comentarios sobre las especies botánicas de la región, en particular, sobre las plantas medicinales, y comentarios sobre la fauna. Esta ilustrada con un detallado mapa compuesto por el padre italiano Antonio Machoni, ayunque en el texto de la Descripción nunca se refiere a él.

En su capítulo dirigido Al Lector, escribe: “La cuarta parte del mundo, que comúnmente llamamos América (siendo tan vasta en sus términos, que por grande excede al resto de las tres) abriga en sus anchurosos senos multitud casi innumerable de habitantes, la cual excede sin comparación al número de los que ya sujetos al yugo del Evangelio y al vasallaje de la majestad católica viven en la policía cristiana que les enseñaron los misioneros apostólicos, destinados para su espiritual cultura a sus reales expensas por nuestros católicos monarcas en los dos más célebres imperios de este nuevo mundo: México y Perú. En ambos se experimenta esta verdad; pero con especialidad mayor en el imperio peruano, que desde tierra firme va corriendo hasta el estrecho de Magallanes, dilatándose por más de dos mil leguas, en cuyo distrito es innumerable el gentío, que retirado del comercio, ya de los Castellanos, ya de los portugueses, quienes pudieran franquearles las puertas del Cielo, perecen miserablemente en las tinieblas de su infidelidad, unos encumbrados en las altas sierras, que niegan paso a huella extraña, otros escondidos a la sombra de impenetrables bosques y peligrosísimas breñas, que es imposible sino a un esfuerzo heroico registrar sus senos”. En otra de sus obras “Historia de la Conquista del Paraguay” escribe sobre el mate: “la yerba es el medio más idóneo para destruir al género humano o a la nación miserabilísima de los indios guaraníes'”.

Las citas nos indican que se trataba de un personaje de indudable fanatismo religioso, sin embargo su obra es considerada el punto de partida para el estudio etnografía chaquense. Falleció en Humahuaca en 1752. Sus restos están enterrados allí, en la iglesia de San Antonio de Padua del pequeño pueblo de Uquía, provincia de Jujuy, Argentina.

Eliodoro Villazón Montaño. Hijo de José Manuel Villazón y Manuela Montaño, el vigésimo séptimo presidente de Bolivia, gobernó desde el 12 de agosto de 1909 hasta el 14 de agosto de 1913, se casó con Enriqueta Torrico Gonzales. Nació en Sacaba, municipio de Cochabamba, el 22 de enero de 1848 era abogado de profesión y comenzó en política en el partido rojo. Fue concejal municipal de Cochabamba, diputado en varias ocasiones, la más destacada en la convención de 1880 y ministro de Hacienda de Campero. Hizo culto de la democracia, al contrario de su antecesor, gobernó con la ley en la mano y tolerantemente, ajeno a todo abuso y exceso. Especializado en finanzas, hizo una considerable fortuna en el ejercicio de su profesión. Se adscribió al partido Liberal.

Fue ministro de Relaciones Exteriores de Pando y primer vicepresidente en el gobierno de Ismael Montes. Villazón fue elegido presidente en 1909, asumió el mandato a los 61 años. Su gobierno fue uno de los de mayor bonanza en la historia de la República, pues gozó de superávit presupuestario y de un contexto de tranquilidad que le permitió desarrollar una gestión de moderación en la que además se cerraron algunos problemas de límites pendientes con Argentina.
Después de terminar su mandato en 1913, ejerció diversas misiones diplomáticas. Macario Pinilla así como Misael Saracho, sustituyeron al presidente Villazón por breves lapsos, debido a ausencias al exterior. Las elecciones las ganó sin mayores dificultades con el 92,5 por ciento prolongando las presidencias liberales. Durante su mandato, creó el Instituto Superior de Comercio de La Paz y la Escuela de Minas de Oruro, hoy Facultad Nacional de Ingeniería (FNI). Contrató una misión alemana para la reorganización del ejército, encabezada por el coronel Hans Kundt. En su gestión se inauguró el ferrocarril de Cochabamba hasta Arani, en 1913.

Durante su gestión se creó también el Banco de la Nación Boliviana con participación estatal (1911). En cuando a educación, fue quien instituyó la Dirección General de Instrucción Pública, a cuyo encargo dejó a George Rouma, que era jefe de una misión pedagógica especial belga. También fundó la Escuela Normal Rural de Umala para maestros destinados a la clase indígena, la Aduana Nacional de La Paz fue construida durante su mandato, e implantó el matrimonio civil como único válido en el país. Murió en Cochabamba el 12 de septiembre de 1939 a los 91 años.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La Secretaría de Medio Ambiente de la Gobernación informó del rescate de dos pumas que se encontraban en cautiverio en un lote baldío del municipio de Yacuiba, los que fueron enviados al Parque Urbano de la ciudad de Tarija.

RESTA

La Cumbre Departamental de Salud reveló el pésimo estado en el que se encuentra esta área en el departamento con respuestas que no terminaron de convencer por parte de las instituciones departamentales y municipales.