VIE
SEP
21

Cierran frontera con Brasil para frenar delincuencia






20 agosto, 2017

ERBOL
Desde este viernes rige el cierre fronterizo entre Brasil y Bolivia, desde la media noche hasta las seis de la madrugada, con la finalidad de frenar el alto índice de hechos delictivos que se registraron en este último tiempo.


El Comandante de la Policía de Pando, coronel Octavio Gutiérrez, señaló que esta decisión fue convenida de manera conjunta con su par brasileño, en medio del temor ciudadano por los últimos sucesos.
“El Comando Nacional de la Policía y la Policía Federal del Brasil asumieron la decisión bilateral de cerrar las fronteras de ingreso y salida del país por el lapso de 30 días a partir del 18 de agosto”, según informe oficial.
“Estamos en conjunto con la Policía del Brasil tomando esta decisión, para evitar la proliferación de delitos en todo el departamento, y en especial en la ciudad de Cobija”, señaló Gutiérrez.
De acuerdo a informes preliminares, existen 37 puntos considerados fronterizos donde se pretende erradicar los delitos de robos, atracos y delito en relacionados al narcotráfico como los ajustes de cuentas.
Vecinos de varios barrios de Cobija señalaron que hace tiempo cesó la tranquilidad que caracterizaba a la ciudad fronteriza y que urge frenar la ola delictiva.
En 2016 se reportaron 20 secuestros a ciudadanos vivientes de las ciudades de Porvenir y Cobija.
La capital pandina experimentó en este último tiempo una explosión demográfica impensada, pero que lastimosamente está acompañada con problemas de inseguridad ciudadana. Este extremo pretende ser evitado por esta acción.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El Colegio de Comunicadores Sociales de Tarija ya tiene su personería jurídica y está organizando la elección de sus dirigentes. En buena hora la organización de los profesionales en el área de la comunicación, desde donde puedan normarse las reglas éticas para los profesionales no solo de los medios de prensa, sino también de las instituciones públicas como privadas.

RESTA

La respuesta esquiva de la Dirección de Ingresos Municipales respecto a la falta de controles a las tiendas que ofertan productos de contrabando, desligando toda responsabilidad, cuando es una realidad palpable en el centro de la ciudad como en diferentes barrios de la capital.