SAB
SEP
22

Gobernación no ve utilidad en Ley de Prosol






18 agosto, 2017

LAURA VIDAURRE/ BOLINFO/ TARIJA

(elPeriódico, agosto 18/2017) La ley transitoria del Programa Solidario Comunal (Prosol) que aprobó la Asamblea Legislativa  para viabilizar el pago del beneficio, ha sido cuestionada por el secretario de Gobernabilidad, Luis Alfaro Arias, quien arguyó que el legislativo primero  debió dar pie  a la modificación del reglamento.

“Si quisiera aportar la Asamblea, debería de permitir la subsanación de un nuevo reglamento del Prosol, para que los  recursos se ejecuten correctamente como dice la Ley 3741(de trasferencias de recursos a las comunidades campesinas de Tarija)”, dijo Alfaro.

Alfaro destacó que es importante la modificación al reglamento del Prosol, por que el actual documento tiene falencias, pues la mayoría de los intermediarios y proveedores se favorecen con estos recursos que son designados al sector campesino. De acuerdo al secretario, el pago sigue sin poder darse ante las falencias existentes en el reglamento.

En una breve entrevista, el gobernador Adrián Oliva Alcázar,  no quiso referirse al tema, argumentando que primero conocerá la ley antes de emitir su declaración.

La Asamblea aprobó la ley departamental para la transferencia de recursos del Prosol de la gestión 2017 que autoriza aplicar a la Gobernación  los acuerdos pactados en junio con los campesinos.

El sector campesino acordó el pasado 22 de junio con la Gobernación, que el monto del pago del Prosol será de  Bs 2.250 por familia beneficiaria. (eP).

 

 

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El Colegio de Comunicadores Sociales de Tarija ya tiene su personería jurídica y está organizando la elección de sus dirigentes. En buena hora la organización de los profesionales en el área de la comunicación, desde donde puedan normarse las reglas éticas para los profesionales no solo de los medios de prensa, sino también de las instituciones públicas como privadas.

RESTA

La respuesta esquiva de la Dirección de Ingresos Municipales respecto a la falta de controles a las tiendas que ofertan productos de contrabando, desligando toda responsabilidad, cuando es una realidad palpable en el centro de la ciudad como en diferentes barrios de la capital.