SAB
SEP
22

El 70 por ciento de los talleres de lubricantes contaminan el medio ambiente






11 agosto, 2017

 

LORENA PÉREZ/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico, agosto 11/2017) Era un secreto a  voces, la mayoría de los  talleres de manipulación y almacenamiento de lubricantes de Tarija contaminan,   generando un peligro en la salud de las personas que viven cerca de estos lugares, para quienes transitan, además de provocar daños ambientales.

La Alcaldía en un control sorpresivo efectuado ayer en la zona de Morros Blancos a estos talleres de  manipulación y almacenamiento de aceites, pudo comprobar que el 70 por ciento de estos negocios, desechan  sus desperdicios sin ningún tipo de control.

Este control fue  realizado en el barrio Morro Blancos, zona en la que  los funcionarios municipales notificaron a los propietarios de once  talleres que incumplen con la normativa vigente.

Estos desperdicios son vertidos actualmente a las quebradas como al río, además de los desagües pluviales, sin tomar en cuenta, el tratamiento previo que deben tener los mismos.

El responsable de la Unidad de Monitoreo y Control Ambiental de Medio  Ambiente de la Alcaldía,  Yosimar Pereira, explicó que el objetivo de estos controles es de  garantizar que los desechos de estos negocios, tengan un tratamiento previo antes de su descarga, sin que  representen una amenaza al medio ambiente o a la salud de la población.

“Estamos accionando de manera legal para que puedan hacer sus adecuaciones, hemos acordado un plazo, de acuerdo a la infracción cometida, en caso de que no cumplan se procederá a la clausura”, acotó Pereira.

Pereira, indicó que actualmente existe un reglamento que tiene las directrices técnicas de manipulación y almacenamiento de lubricantes en los talleres mecánicos para prevenir derrames o descargas  de contaminación

La finalidad  es de realizar una impermeabilización de los suelos para que no exista un almacenamiento, ni un escurrimiento natural de los aceites.

Acotó que previo a la descarga de estos lubricantes, los talleres deben realizar el tratamiento y almacenamiento de los aceites, para posteriormente,  realizar la venta de los mismos a las recicladoras.

Pereira, acotó que las  lavanderías, para realizar su descarga, deben tener una piscina de sedimentación con una máquina que saca las grasas llamada “desgrasadora” y una máquina que se encarga de los sedimentos.  Con estos equipos, el agua descargada al desagüe  tiene menos cargas de contaminantes.

El funcionario explicó que ya  realizaron las notificaciones  a los propietarios de estos negocios, además indicó que el procedimiento, en caso de incumplimiento, es la clausura de estos talleres.

“Se procederá a la clausura y no podrán abrir de nuevo hasta que cumplan con las especificaciones técnicas de infraestructura que garanticen que sus aguas, cuentan con el tratamiento previo antes de ser descargadas”, advirtió el funcionario.

Talleres que realizan cambios de aceite

El propietario de un taller que realiza cambios de aceite,  quien prefirió guardar en reserva su nombre, explicó que es necesario que los funcionarios municipales de la Secretaría de Medio Ambiente den un curso  de capacitación sobre  los procedimientos adecuados para el tratamiento de  los desechos.

“Muchos de nuestros colegas no conocen los procedimientos que deben tener los desechos, nadie hizo cursos por el estilo  para conocer lo que se debe hacer”, indicó el propietario de un taller ubicado en la zona de la avenida Circunvalación.