MIE
SEP
19

Calles adyacentes a centros de abasto convertidas en mercados






11 agosto, 2017

Álvaro Postigo/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico – Agosto 11/2017) El Mercado Campesino quedó totalmente saturado desde el año 2008, sin encontrar una solución hasta la fecha por la cantidad de vendedores que acogía,  quedando totalmente saturado, razón por la que sus calles también son utilizadas como ferias.   Los camiones de transporte pesado que llevan productos son estacionados en las calles para convertirse en puestos de venta.

Estos camiones están estacionados en las diferentes calles que rodean este centro de abasto, generando un fuerte caos vehicular en la zona.

Como una de las alternativas, la Alcaldía inició el proyecto del Mercado Mayorista del Sur que está ubicado en el barrio Simón Bolívar del Distrito 10 de la ciudad, con la intención de descongestionar el Mercado Campesino.

Esta obra constaba de cuatro módulos y el primero fue inaugurado el año 2010.

El intendente municipal, Nelson Ruiz Acosta, hizo conocer de la resolución que argumentaba los motivos para la apertura del Mercado Mayorista del Sur.

Sin embargo, la situación no cambió mucho con la implementación de este nuevo centro de basto.

Las calles de la zona del Mercado Campesino siguen saturadas, sobre todo por los vendedores de cítricos, papa y pescado.

Las principales vías de esta zona son la avenida Pantoja, la calle Froilán Tejerina,  la calle Comercio y la avenida Panamericana.

La Alcaldía a su tiempo realizó el desalojo de los vendedores de pescado especialmente, quienes fueron trasladados al Mercado Mayorista, pero siete años después de la inauguración de ese centro, otros comerciantes ocuparon las calles del Campesino.

El lugar ocupado por los vendedores que fueron trasladados al Mercado Mayorista, es utilizado ahora  por otros comerciantes que se dedican a la misma actividad, a lo que se suma el sector gremial,  que hace uso de las aceras para la venta de todo tipo de productos.

El exdirigente de la Federación de Campesinos, Pastor Velásquez, indicó que la infraestructura del Mercado Campesino fue construida hace unas tres décadas, donde están instalados unos  1.000 vendedores ubicados en puestos de diferentes tamaños, “en todos los espacios posibles”.

Estos puestos fueron recientemente asignados. Cada puesto tiene aproximadamente unos dos metros cuadrados, área que sólo alcanza para que los comerciantes se sienten y expongan sus mercancías.

Velásquez, exigió a los responsables de la administración que brinden un informe económico, porque  hace más de una década no se sabe cuánto genera este centro por el alquiler de puestos ni en qué invierten esos recursos, que en su criterio, son miles de bolivianos por mes.

Velásquez indicó que en el año 2016 dio a conocer los siguientes datos; que por un puesto de venta, cada comerciante paga un alquiler diario de entre Bs 1,50 y Bs 4, dependiendo del tamaño, lo que en promedio supone Bs 82.500 al mes y Bs 990 mil cada año.

El administrador no quiso precisar la cantidad de ingresos que  perciben por el alquiler de puestos y el uso de los baños.

Velásquez indicó que al margen del centro de basto Mayorista del Sur, es necesaria la construcción de un nuevo mercado campesino, remarcando que un gran número de los comerciantes apostados en los alrededores  son comerciantes  que llegan generalmente de Potosí.

Desde la Intendencia lamentaron que los gremiales asentados en las calles de la zona del Campesino, no aceptan ningún tipo de reordenamiento.

En el otro sector, el presidente del Mercado Mayorista del Sur, Leonardo Caliba, resaltó que a este centro de basto las personas asisten de manera masiva, indicando que tiene buena aceptación.

Los comerciantes  

Los comerciantes que diariamente están apostados con sus respectivos camiones en las calles del Mercado Campesino, indicaron que es “imposible”  ingresar al punto de venta interior llamado  “canchón”, porque no hay el espacio suficiente para que entren los vehículos.

Los comerciantes argumentan que no tienen otra opción que usar sus vehículos como puestos de venta fijos.

Otro problema que tienen es que la mayoría de sus clientes, los ubican por las calles donde se acomodan,  refiriendo que si se trasladan pueden perderlos.

El intendente Nelson Ruiz Acosta, agregó que es necesario trabajar en el reordenamiento, porque el caos vehicular genera un malestar colectivo de la población, al no permitir una libre circulación de peatones y vehículos; sin embargo, todavía no tienen previsto tomar acciones concretas en este sentido.

Concejales buscan la solución al caos del Campesino

El concejal, Alan Echart Sosa, dijo que es necesario trabajar en una ley municipal o normativa que regule el reordenamiento de los todos los vendedores del Mercado Campesino.

El concejal reconoció que los comerciantes apostados en los alrededores del mencionado centro de abasto estarían generando una serie de irregularidades, incomodando a los ciudadanos y a otros vendedores que habrían pagado por una licencia de funcionamiento.

“Es necesario trabajar en una ley municipal para generar un reordenamiento,  sobre todo en el Mercado  Campesino, vamos a trabajar en un proyecto de ley,  solicitando una reunión con los gremiales”, refirió Echart.

La idea de este proyecto de ley es  regular el uso de las aceras.  “Hay que definir cuáles serán los reglamentos que establezcan los derechos de los gremiales”, acotó el concejal.

Gremiales rechazan propuesta de reordenamiento

Al tomar conocimiento de un proyecto de ley como de la intención de reordenamiento de la Alcaldía, la representante del sector de los gremiales, Adriana Romero, se manifestó indicando que no aceptarán ninguna propuesta de reordenamiento.

Refirió que de ser así no estará garantizado el  lugar donde los trasladarían, porque de darse el mencionado reordenamiento para despejar las aceras, los integrantes de este sector perderían sus fuentes laborales y especialmente a sus clientes. Romero afirmó que un gran número de gremiales vive de lo que vende al día.

“No nos vamos a mover de nuestros puestos,  porque  vimos de lo que ganamos al día, es por eso que rechazamos rotundamente la propuesta del reordenamiento”, declaró Romero.

La dirigente refirió que cada año son “víctimas” de “malos tratos” de los funcionarios municipales. “No vamos a permitir que la Alcaldía continúe haciéndonos daño”.

El concejal Alan Echart remarcó que la Alcaldía trabajó para efectivizar el proyecto de reordenamiento, pero no lo pudo plasmar en una ley municipal o normativa que establezca los reglamentos sobre la ubicación de los puestos de ventas en las aceras y en las calles de la ciudad. (eP).

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El presidente de la Cámara de la Construcción, Marcelo Romero Llanos, informó que en un acuerdo con el rector de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho, Gonzalo Gandarillas Martínez, los constructores apoyarán a los estudiantes que asisten a esta universidad con pasantías e intercambio de servicios.

RESTA

Siguen registrándose incendios por la quema indiscriminada en el área rural o los denominados chaqueos, pese a las experiencias vividas que incluso nos dejaron luto.