MAR
OCT
24

Por qué Kim Jong-un puso la mira en la isla estadounidense de Guam y quiere destruirla






10 agosto, 2017

INFOBAE

La amenaza concreta del régimen de Corea del Norte de atacar Guam tras las sanciones impuestas por la ONU disparó el martes las alarmas en todo el mundo al acercar a ambos países a una guerra potencialmente devastadora.

También generó una dura respuesta de “furia y fuego” de parte del presidente de EEUU, Donald Trump, que Pyongyang desestimó anunciando que a mediados de agosto completará su plan para atacar a la isla.

¿Pero por qúe es estratégica y por qué el dictador Kim Jong-un la está amenazanado? Submarinos, bombarderos nucleares y el sistema de defensa THAAD, en un territorio soberano que permite libertad de acción, son algunas de las respuestas.

No es raro que Pyongyang amenace con utilizar su arsenal nuclear o, actualmente, con sus recién testeados misiles ICBM. Sin embargo la precisión de esta advertencia, que se basa en cuatro proyectiles balísticos disparados sobre Guam para mediados de agosto y con el fin de “anular las fuerzas enemigas en las bases de la isla y enviar una señal los Estados Unidos” es una novedad.

Guam es un territorio soberano de los Estados Unidos, anexado en 1898 tras vencer al Imperio Español, que la había colonizado en el siglo XVII, en la guerra hispano-estadounidense. Se encuentra a 3.300 kilómetros de la península coreana y a 9.200 del territorio continental estadounidense, y tiene unos 58 kilómetros de largo y y 20 kilómetros en su punto más ancho, con un clima tropical.

No es la única posesión estadounidense en el Pacífico, pero junto a las Marianas del Norte es la más cercana al continente asiático.

Más de 6.000 tropas están apostadas en bases de la Marina, incluyendo una estación de telecomunicaciones, y la base Andersen de la Fuerza Aérea, lo que convierte a la isla en un “portaaviones estático” de Estados Unidos en el sureste asiático.

Desde Guam cuatro submarinos del escuadrón 15 parten periódicamente en patrullas, así como los bombarderos B-1 Lancer que regularmente vuelan armados con bombas nucleares sobre la península coreana.

“Cada vez que hay tensiones bélicas en esta parte del mundo, Guam siempre es parte de la ecuación”, dijo Robert A. Underwood, presidente de la Universidad de Guam, al Washington Post.

Underwood destaca que en Japón y Corea del Sur, donde los Estados Unidos también mantienen bases, Washington debe pedir permiso y coordinar con los países anfitriones antes de realizar maniobras militares.

Pero Guam es parte de su territorio y este requisito no existe, por lo que le permite proyectar su poder casi inmediatamente, como regularmente hace enviando a sus B-1 a darle la vuelta a Corea del Norte cada vez que suben las tensiones.

La isla también aloja el moderno sistema de defensa anti misiles THAAD, que recientemente se instaló en Corea del Sur y constituye un escudo contra los misiles balísticos de corto y mediano alcance de Pyongyang.

De esta manera Guam es el centro del poder militar de Estados Unidos en el Pacífico, y el número de tropas e instalaciones está aumentando.

“Vamos a tener al 60% de la marina en el Pacífico y al 60% de nuestras unidades de combate de la Fuerzas Aérea en la región”, dijo recientemente el subsecretario de Defensa Robert Work en un comunicado publicado por esta cartera.