MAR
SEP
18

En San Roque el paso lo marcan los hombres






10 agosto, 2017

LORENA PÉREZ/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico, agosto 10/2017) La tradición tarijeña es el argumento que mantiene a la Fiesta Grande de Tarija, una festividad que tiene los roles marcados, especialmente al referirse a la participación de las mujeres y los hombres.

El antropólogo tarijeño, Luis Daniel Vacaflores Rivero, informó sobre las teorías y versiones que existen en Tarija, sobre los roles de participación que tienen las mujeres y los hombres en esta fiesta tradicional.

“La tradición de los chunchos indica que son bailarines varones, siempre ha sido así y esto no tendría por qué cambiar”, indicó Vacaflores.

El antropólogo explicó  e hizo conocer su desacuerdo en cuanto a la historia que  argumenta que los chunchos eran personas que padecían de lepra y eran solo los varones con esta enfermedad, los que llegaban a la ciudad a controlar la recolección de comida.

Existe otra versión de la historia de los chunchos, la que asegura que  eran guerreros con arcos y flechas del género masculino y no femenino.

“En realidad, estos argumentos históricos no tienen razón de ser; para comenzar no se sabe cómo ha comenzado el tema de los chunchos, siendo honesto, la primera vez que escuché la teoría de los leprosos, me pregunté: ¿Y de dónde sacan esta información?”.

El padre Lorenzo Giuseppe Calzavarini (1939 – 2012), estuvo a cargo del Archivo y del Museo Franciscano en Tarija. Presentó una idea formal, en 1995, con su obra “Relatos de la fe popular”, donde identifica a los chunchos como los hombres que padecían de lepra en Lazareto.

Al respecto, Vacaflores, acotó que en su experiencia, pudo conversar con numerosos promesantes, unos que hicieron su promesa por más de 10  años y otros que comenzaron recientemente.

“Mi postura es intermedia, en 1995, cuando yo era niño, escuché la historia que señalaba que los chunchos eran personas con lepra, hay algo en medio de este relato que es verdadero; sin embargo, no existe algo concreto que asegure esta versión”.

El antropólogo, realizó una investigación en cuanto a las notas periodísticas, para comprobar si en alguna de ellas, existe algún dato que relacione a los chunchos con la enfermedad de la lepra; pero, no tuvo éxito en su búsqueda.

“La poca documentación que existe al respecto, hace pensar que este no era el caso para nada; no existe un dato que indique si los enfermos venían efectivamente, como cuentan, a la ciudad a pedir comida”, aseguró.

Los chunchos existen en Perú y Chile

Según el antropólogo, Luis Daniel Vacaflores Rivero, los chunchos están presentes en el norte de Perú y en Chile.

Vacaflores, contó a elPeriódico, que uno de los hechos más interesantes en las danzas de los chunchos en otros lugares, es que las mujeres tienen participación en el rol de chunchas.

“La información de las crónicas coloniales, que hablan de los chunchos, refieren de un baile en donde los hombres danzaban como mujeres”, explicó.

Uno de los factores comunes en el baile de los chunchos en diferentes partes del mundo, son los comentarios de las personas cuando indican que visten como mujeres, indicó Vacaflores.

“En este caso, si es que esto sería verdad, es una distorsión graciosa, decir que los chunchos eran guerreros hombres, esto sería mentira, porque esta es una representación de las mujeres amazonas”.

Esto sucedería, debido a que en algún momento, durante la colonia, se distorsionó parte de la historia.

No existe impedimento histórico para que la mujer baile

Daniel Vacaflores, asegura que el único argumento para evitar que las mujeres bailen como “chunchas”, es de la tradición.

“En estos últimos 150 años, de la existencia de los chunchos en Tarija, siempre bailaron hombres; el asunto es, que la tradición no es estática, no estamos hablando de un museo, sino de tradiciones vivas y estas siempre cambian”, afirmó.

Las mujeres participan con su música tradicional

Las mujeres participan actualmente en la Fiesta de San Roque, tocando el instrumento de la caña y asumieron el rol de los varones, afirmó Vacaflores, ya que es el único lugar en el que ellas encontraron un espacio.

“Lo interesante en este asunto, es que en otros lugares, reciben a estas mujeres con los brazos abiertos, excepto en la Fiesta de San Roque”, acotó.

Respecto a este tema, la primera mujer que se unió a esta fiesta tradicional, con su participación tocando la caña, es Julia Guillén, nacida en San Lorenzo.

Patrimonio y Gestión Cultural de la Gobernación

El director de Patrimonio y Gestión Cultural de la Gobernación, Nelvin Acosta Tapia, indicó que las mujeres se fueron integrando a la Fiesta Grande.

“Tenemos a la primer mujer cañera en la procesión, una persona que se incorporó hace bastantes años, con algunas disputas se fueron incorporando a la fiesta”, recuerda Acosta.

Acosta, refirió que es importante equilibrar la participación de músicos y de chunchos, actualmente  existen mujeres que tocan los instrumentos tradicionales en esta fiesta.

“Los chunchos tienen su reglamentación y su personería jurídica, ellos se manejan en este sentido”, afirmó Acosta.

El pueblo tarijeño celebra la Fiesta de San Roque, oficialmente, el 16 de agosto de cada año. Sin embargo, las procesiones inician el primer domingo de septiembre.

Malas experiencias de mujeres en la Fiesta Grande

Julia Aguilar, relató a elPeriódico su experiencia, cuando por primera vez participó en la Fiesta de San Roque, como cañera.

“Me animé con un temor tremendo, porque era un desafío para mí, no sabía cómo iban a reaccionar los varones, ya que esta fiesta es de puro hombres. Me pedí a Dios y a San Roque para  tocar”, indicó.

Desde los 34 años, Aguilar participa en esta fiesta; refirió que gracias a la presencia de su esposo, se animó a tocar la caña, mientras los chunchos descansaban.

“No tuve problemas con el recibimiento, ni con los cañeros ni con los chunchos; mi única experiencia negativa, fue con un profesor de caña, que una vez me dijo: ‘Las mujeres no deben tocar la caña, porque va en contra de las tradiciones’”, recuerda.

Rumores sobre la participación de las mujeres

Julia Aguilar cumplirá este 2017, doce años de participación en la festividad de San Roque, siendo  la primera mujer cañera que consiguió ser incluida en un evento, cuya tradición solo incluía a los hombres.

La cañera,  indicó que “alguna vez” escuchó sobre los rumores  de la participación de un grupo de mujeres que se encuentran bailando entre los chunchos, pero no existen pruebas, solamente una declaración realizada por una mujer al suplemento Verdad con Tinta, afirmando este extremo.

“Comentan que existe un grupo de mujeres chunchas, pero yo no vi nada sobre esto en los años que participo”, aseguró.

Aguilar, contó  su aprendizaje en cuanto al instrumento de la caña; quien comenzó  a practicar a los 12 años, en San Lorenzo.

“Recuerdo que cuando el santo pasaba por mi casa en San Lorenzo, yo ahí tocaba, posteriormente me fui a La Paz, ahí dejé completamente este instrumento, pero gracias a una invitación de Omar Baldiviezo de ‘Los canarios del Chaco’, volví a tocar”, contó Aguilar.