JUE
FEB
23
Distribuyen 20 mil manillas identificativas para evitar extravíos de niños



niñov
17 febrero, 2017

 

LAURA VIDAURRE/ BOLNFO/ TARIJA

(elPeriódico, febrero17/2017) La Secretaría de la Mujer y la Familia de la Alcaldía inició la distribución de 20 mil manillas identificativas para los menores de edad, en las que se anotan sus datos personales y teléfonos de contacto, por si se pierden en alguna de las actividades del carnaval.

La jefa de la Unidad de Política Social de la Secretaría de la Mujer y Familia, Laura Quiroga, informó que se diseñó una estrategia para coadyuvar y disminuir los factores de riesgo a los que se exponen más que todo los niños, las personas con discapacidad y los adultos mayores.

Las manillas identificativas están siendo distribuidas de manera gratuita; están diseñadas para que se pueda anotar en ellas la identidad de los chiquillos y los teléfonos de contacto de sus padres o tutores, para facilitar su localización en caso de extravío.

Asimismo, se instalarán puntos de protección en todas las actividades agendadas, también se desplegarán brigadas con equipos multidisciplinarios, para realizar el trabajo de prevención y protección de alerta temprana para los menores de edad.

Quiroga dijo que la idea es extender esta campaña a otros acontecimientos que se realizan a lo largo de esta gestión. Asimismo, recomendó a los padres de familia tener más cuidado con sus hijos.

Los puntos de protección de la Secretaría de la Mujer y la Familia están identificados con toldos verdes, donde la población podrá acudir en caso de extraviar a un menor de edad.

eP - EDICIÓN DIGITAL
SACA PUNTAS

mas
SUMA

El subcomandante departamental de la Policía de Tarija, Alfonso Mendoza, informó que desplegarán más de 200 efectivos policiales para brindar seguridad en la entrada de ‘comadres’ que se realizará hoy jueves, en el marco de las actividades del Carnaval 2017.

RESTA

El diputado supraestatal, Elvio Días, informó que la riada que se registró el fin de semana pasado en la comunidad de Paicho, en el valle central de Tarija, provocó una pérdida de al menos 50 millones de bolivianos en la producción agrícola de esa región.