MIE
JUN
28
Renuncia Viceministro de la Coca y pide llorando no ‘sorprender’ a Yungas



ERNESTOCORDERO
16 febrero, 2017

 

ERBOL

El yungueño Ernesto Cordero informó que ha oficializado su renuncia irrevocable como Viceministro de la Coca, y pidió en lágrimas a los gobernantes y legisladores no sorprender a los Yungas con la aprobación de la Ley General de la Coca.

“Yo ha he renunciando al cargo y como dije me voy a replegar a las bases, voy a estar yendo a mi comunidad”, manifestó Cordero en entrevista con radio Yungas de la Red ERBOL.

La semana pasada anunció que dejaría el cargo y este jueves aseguró que ya presentó su renuncia irrevocable al presidente Evo Morales, pero no quiso revelar las razones.

Cordero es expresidente de la Adepcoca, organización que anunció un cerco a la Plaza Murillo desde este viernes para evitar que la Asamblea apruebe el proyecto de la Ley de la Coca del Gobierno.

Los yungueños rechazan la el proyecto del Ley del Gobierno, debido a que sólo legaliza 13 mil hectáreas de coca para el departamento de La Paz, menos de lo que actualmente tiene los Yungas, mientras que permite al trópico de Cochabamba 7 mil hectáreas de sembradíos, más de lo que ahora alberga.

Cordero rompió en llanto y rogó al Gobierno, diputados y senadores que no “sorprendan” a los yungueños con esa ley.

“Quiero rogar al Estado que no nos sorprendan así, por favor somos Yungas, somos productores por favor. Yo quiero rogar, con sinceridad, no nos abusen así, nosotros somos cocaleros”, exclamó.

Rogó al presidente Evo Morales que consideré a los Yungas.

Los cocaleros yungueños pretenden que se apruebe una ley que les otorgue cultivos de coca en el cordón tradicional.

eP - EDICIÓN DIGITAL
SACA PUNTAS

mas
SUMA

La Gobernación  inaugurará este viernes un centro de salud en la comunidad de Rosilla con la capacidad de internación a diferencia de la mayoría de las postas existentes en el campo. Un avance en este campo para la región.

RESTA

La falta de herramientas con las que cuentan los investigadores forenses en el departamento de Tarija, especialmente en el campo de la informática, siendo una clara muestra las deficiencias en el caso de la desaparición del periodista, Osvaldo Mariscal.