VIE
SEP
21

¿Qué pasará si no reciclamos?






13 enero, 2017

Mucho del equipo electrónico que usamos a diario, funciona a pilas o baterías. Consecuentemente, debido a su importancia en nuestro diario vivir, su uso no puede ser evitado o ignorado. Todas las baterías tienen su vida útil y terminarán por deteriorarse y siendo desechadas. Sin embargo, debido a sus propiedades tóxicas o reactivas, tienen que ser manejadas como desechos tóxicos.

Esto se debe a que las pilas y baterías están hechas de metales pesados (mercurio, cadmio, plomo, zinc, manganeso, níkel, plata, litio, etc.) y sus polos positivo y negativo, contienen una serie de elementos irritantes, tóxicos, oxidantes, corrosivos, teratógenos y hasta cancerígenos (generalmente ácidos o bases); todos altamente contaminantes en el medio ambiente y nocivos para la salud humana. ¡Una sola pila puede contaminar miles de litros de agua! Los tres metales pesados más contaminantes son el cadmio, el plomo y el mercurio. A continuación se expone una breve descripción de sus posibles efectos:

El cadmio, daña el hígado y los pulmones, y causa disfunción renal y defectos en los huesos (osteomalacia y osteoporosis);

El plomo, causa saturnismo, nefritis, problemas gastrointestinales, daños en el hígado, los riñones, las articulaciones, en la producción de hemoglobina, y daña el sistema nervioso y reproductivo;

El mercurio: es altamente tóxico y puede causar gingivitis, el aborto espontáneo, malformaciones congénitas y hasta la muerte;

En el vertedero, el proceso de contaminación de una pila o batería, ocurre de la siguiente manera:

  1. La pila o batería es tratada como basura común y enterrada junto con el resto de la basura;
  2. el tiempo, la humedad, los cambios de temperatura, etc., terminan por corroer su envoltura,
  3. deteriorándola y permitiendo que la pila se abra;
  4. los metales pesados, ácidos y bases de los que está compuesta, se esparcen en el medio
  5. ambiente;
  6. en poco tiempo, cuando los metales pesados entran en contacto con el agua y, ayudado por
  7. procesos bioquímicos, los metales se disuelven;
  8. luego, a través de procesos naturales de percolación y la gravedad, los metales pesados son
  9. movilizados y transportados hacia los niveles friáticos de agua y cursos de agua cercanos,
  10. contaminando el agua y el suelo;

Y una vez en un cuerpo de agua o el suelo, pueden pasar a nosotros de la siguiente manera:

  1. los tejidos de plantas, algas, hongos, mohos, etc., establecidos en el área contaminada
  2. absorben y asimilan la contaminación;
  3. los tejidos de animales (insectos, crustáceos, mamíferos, aves, reptiles, etc.), a través de la
  4. ingestión de algún organismo descrito en el anterior punto, también se contamina;
  5. con el tiempo y el incremento de desechos tóxicos, los niveles de contaminación aumentan en
  6. el medio ambiente;
  7. luego, a través de un proceso conocido como la bioacumulación, los organismos ubicados en
  8. lo más alto de la cadena alimentaria, como los grandes carnívoros y nosotros, terminamos
  9. acumulando todo tipo de materiales tóxicos; y por último,
  10. a través de la disfunción de glándulas y/o órganos debido a la bioacumulación, la vida de
  11. muchas especies, incluida la nuestra, se ven amenazadas.

Sin embargo, debido a que en Tarija no existen basureros especiales para desechos tóxicos y a que la población desconoce sus efectos, pilas y baterías de todo tipo, color y tamaño, son tratadas como desechos comunes, depositadas junto con la basura común, y transportadas hasta el vertedero, donde los procesos de contaminación descritos precedentemente, ocurrieron durante años.

Asimismo, desde que el grupo de Mujeres Recicladoras comenzó a trabajar en sus tareas de reciclaje, objetos altamente contaminantes, como las pilas y baterías, han venido siendo recicladas o, al menos, almacenadas y aisladas de manera segura en depósitos construidos para tal fin, fuera del contacto con el medio ambiente.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El Colegio de Comunicadores Sociales de Tarija ya tiene su personería jurídica y está organizando la elección de sus dirigentes. En buena hora la organización de los profesionales en el área de la comunicación, desde donde puedan normarse las reglas éticas para los profesionales no solo de los medios de prensa, sino también de las instituciones públicas como privadas.

RESTA

La respuesta esquiva de la Dirección de Ingresos Municipales respecto a la falta de controles a las tiendas que ofertan productos de contrabando, desligando toda responsabilidad, cuando es una realidad palpable en el centro de la ciudad como en diferentes barrios de la capital.