JUE
FEB
23
El peso mexicano cae a un nuevo mínimo histórico antes de la conferencia de Trump



pesomexicano
11 enero, 2017

INFOBAE

El peso mexicano tocó un nuevo mínimo histórico con una caída de su cotización hasta los 22.10 por dólar, a la expectativa de la primera conferencia de prensa de Donald Trump, quien ha amenazado con represalias a las empresas que trasladen su producción a suelo mexicano en detrimento de la industra estadounidense.

La inquietud por lo que diga el mandatario electo sembró inquietud en las ventanillas bancarias, que ofrecieron la divisa mexicana por encima de los 22 pesos por dólar.

Por su parte, la bolsa mexicana abrió la jornada con pérdidas que alcanzaron el 0,45 por ciento en la primera hora de negociaciones. Posteriormente, el referencial índice accionario IPC se recuperó ligeramente y tenía un retroceso en torno al 0,2 por ciento.

El peso ha sido golpeado por temores en torno a las políticas de Trump y el banco central de México ha optado por vender dólares para evitar una caída más brusca de la moneda.

El martes, el peso se depreció 1,59 por ciento ante el dólar y por primera vez pasó la barrera de 22 unidades por la moneda estadounidense.

Juan Musi, analista de la firma CI Estrategia, dijo a la televisora Milenio que la primera rueda de prensa que Trump sostendrá este miércoles como presidente electo ha provocado gran nerviosismo en el mercado cambiario mexicano. “Hay mucho miedo porque ya hemos visto lo que ha hecho en Twitter, nos ha hecho mucho daño con sus medidas proteccionistas. El mercado se está anticipando a que nos va a maltratar”, indicó.

eP - EDICIÓN DIGITAL
SACA PUNTAS

mas
SUMA

El subcomandante departamental de la Policía de Tarija, Alfonso Mendoza, informó que desplegarán más de 200 efectivos policiales para brindar seguridad en la entrada de ‘comadres’ que se realizará hoy jueves, en el marco de las actividades del Carnaval 2017.

RESTA

El diputado supraestatal, Elvio Días, informó que la riada que se registró el fin de semana pasado en la comunidad de Paicho, en el valle central de Tarija, provocó una pérdida de al menos 50 millones de bolivianos en la producción agrícola de esa región.